Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Huracán Harvey azota el sureste de Texas

logotipo de Associated PressAssociated Press 26/08/2017 Por FRANK BAJAK, Associated Press

CORPUS CHRISTI, Texas, EE.UU. (AP) — El huracán Harvey azotaba el sábado el sureste de Texas con vientos potentes y lluvias torrenciales mientras decenas de miles de personas tomaban todo tipo de medidas para evitar que los efectos del meteoro amenacen sus vidas.

Harvey avanzaba tierra adentro con dirección noroeste, sobre una zona de Texas que incluye refinerías, plantas químicas y la ciudad de Houston, la cuarta más grande del país y peligrosamente propensa a inundaciones.

El meteoro más potente en golpear Estados Unidos en más de una década tocó tierra el viernes por la noche a unos 48 kilómetros (30 millas) al noreste de Corpus Christi como huracán de categoría 4, con vientos de más de 210 kilómetros por hora (130 millas por hora).

En las horas posteriores se fue debilitando gradualmente y en la madrugada del sábado el Centro Nacional de Huracanes revisó su intensidad y lo catalogó como categoría 1, con vientos sostenidos de 144 kph (90 mph).

No hubo informes de muertes por el momento, pero los vientos potentes impidieron que los equipos de emergencias pudieran salir a muchos lugares, por lo que podrían pasar horas antes de que las autoridades puedan evaluar completamente los daños en las comunidades costeras.

El alcalde de Rockport, una ciudad costera de unos 10.000 residentes que estuvo directamente en el paso del vórtice de Harvey, dijo que su comunidad recibió un golpe "justo en la nariz" que dejó "destrozos generalizados".

Los primeros informes indicaban que el techo de una escuela secundaria cayó parcialmente y que el centro histórico sufrió daños considerables.

El alcalde Charles "C.J." Wax dijo a The Weather Channel que el sistema de respuesta de emergencia de la ciudad se vio obstaculizado por la pérdida del servicio de telefonía celular y otros medios de comunicación.

Unas 10 personas tuvieron que ser atendidas en la cárcel municipal luego del derrumbe del techo de un complejo de viviendas para adultos mayores, reportó la televisora KIII-TV.

El viernes, el alcalde de Rockport, Patrick Rios, hizo una advertencia indirecta a los residentes que hayan decidido quedarse en lugar de evacuar. En declaraciones a la televisora, dijo que esos residentes "deberían hacer algún tipo de preparativos, como escribir en su brazo con un marcador" su nombre y número del seguro social, implicando que las marcas le facilitarían a los rescatistas la identificación de personas inconscientes o fallecidas.

Al amanecer del sábado, casi 300.000 clientes estaban sin electricidad en la región costera de Texas. Casi 50 centímetros (20 pulgadas) de lluvia habían caído en algunos lugares.

Avanzada la mañana, los vientos sostenidos máximos habían disminuido a 120 kph (75 mph) y el centro de la tormenta se encontraba 40 kilómetros (25 millas) al oeste de Victoria, Texas. Se desplazaba hacia el norte a 3,2 kph (2 mph), según el centro de huracanes.

Se pronostica que el sistema se degradará a tormenta tropical hacia la tarde.

El meteoro fue la primera prueba de manejo de emergencias para el gobierno del presidente Donald Trump. El mandatario firmó una declaración federal de desastre para los condados costeros el viernes por la noche.

En Corpus Christi, la ciudad más cercana al ojo del huracán cuando todavía tenía categoría 4, el viento azotó las palmeras y las ráfagas de lluvia, que caía casi en horizontal, golpearon hoteles y edificios de oficinas junto al paseo marítimo. Los barcos se mecieron con violencia en el puerto deportivo.

Con la llegada de la luz matutina fue posible constatar que el viento derribó postes de lámparas, ramas y tejas de edificios. El puerto deportivo de la ciudad resultó casi ileso, salvo un toldo arrancado en la entrada de un restaurante y un contenedor de basura tirado.

Harvey se fortaleció el viernes con rapidez en las aguas cálidas del Golfo de México, al pasar de la categoría 1 en la madrugada a la categoría 4 en la noche. Su transformación de tormenta sin nombre en monstruo peligrosísimo tomó apenas 56 horas.

Harvey tocó tierra como el huracán más poderoso en golpear a Estados Unidos en 13 años y el más intenso en azotar Texas desde el huracán Carla en 1961, el de mayor poder en el estado del que se tenga registro. Según los registros de presión atmosférica, Harvey empató como el 18vo huracán más fuerte que llega al país desde 1851 y el noveno más poderoso en Texas.

___

Para este despacho contribuyeron a los periodistas de The Associated Press Michael Graczyk, Juan Lozano y Nomaan Merchant en Houston; Seth Borenstein y Catherine Lucey en Washington; y Diana Heidgerd, Jamie Stengle, David Warren, Claudia Lauer y Terry Wallace en Dallas.

image beaconimage beaconimage beacon