Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Inédito: mea culpa de Rodríguez Saá en San Luis

logotipo de LA NACION LA NACION 29/08/2017

Tras dos semanas de apuntar contra los "traidores" por el resultado de las PASO, el gobernador Alberto Rodríguez Saá realizó ayer un fuerte mea culpa y asumió toda la responsabilidad por la estrepitosa derrota del PJ de San Luis, a manos del candidato de la alianza Avanzar y Cambiemos, el ex gobernador peronista Claudio Poggi.

"Hoy se terminan las acusaciones, la catarsis, los reproches. Eso quedó atrás. Yo, Alberto Rodríguez Saá perdí la elección. ¡Yo perdí la elección, carajo, y quiero ganar la próxima elección!", sentenció el gobernador en uno de los pasajes más fuertes del discurso que brindó ayer ante el congreso del PJ provincial.

Además de asumir la derrota, el mandatario provincial reconoció que el resultado de las PASO obedeció a deficiencias en su administración en áreas sensibles, como la salud y la seguridad. "Por eso estamos corrigiendo errores", afirmó Rodríguez Saá, quien en la semana siguiente a las primarias cambió a cuatro ministros, entre ellos los de Salud y de Desarrollo Social.

El gobernador hizo especial hincapié en la necesidad de combatir la pobreza. En ese sentido anunció la apertura de merenderos en los barrios más necesitados. "Ahora vamos a reencontrarnos con los humildes, con los que tienen hambre", ordenó. "Cada candidato, cada dirigente, tiene que abrir un merendero; será un dirigente, un merendero. El que no abra su merendero quiere decir que no es dirigente", instruyó.

En igual sentido se manifestó su hermano, Adolfo Rodríguez Saá, quien les reclamó a los dirigentes peronistas "hacer silencio para escuchar a la gente y trabajar, esforzarnos para solucionar sus problemas".

"Necesitamos reencontrarnos con el pueblo de San Luis", reconoció el legislador, que aspira a un tercer mandato como senador, categoría en la que fue superado por 19 puntos por Poggi. "Si ganamos la elección [de octubre] seremos héroes del peronismo", arengó el ex presidente de la Nación, poniéndole épica a la campaña que, dijo, se relanzará a partir de mañana.

Según estos discursos, los hermanos Rodríguez Saá parecen haber reconocido el mensaje de la sociedad sanluiseña que se reflejó en el resultado de las primarias, única derrota del peronismo de 1985 a la fecha en la provincia. La primera reacción de los líderes del PJ puntano después del 13 de agosto fue responsabilizar a los "traidores" por la caída electoral.

No obstante, todavía quedan algunos vestigios de esa estrategia. El último fin de semana se conoció un audio de una funcionaria de la Secretaría de la Juventud de la provincia en el que amenaza a un grupo de jóvenes con quitarles sus becas a los que voten por la oposición.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon