Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Incidentes y heridos en uno de los piquetes en la Panamericana

logotipo de Infobae Infobae 10/04/2014 Infobae
Paro 10 abril Panamericana 1170 2.jpg © Paro 10 abril Panamericana 1170 2.jpg Paro 10 abril Panamericana 1170 2.jpg

El paro general impulsado por las centrales obreras opositoras el Gobierno se puso en marcha con incidentes en la Panamericana, donde grupos de izquierda cortaron una de las principales vías de acceso a la ciudad de Buenos Aires tras enfrentarse con efectivos de Gendarmería.

A las 6:20 de la mañana, una columna de manifestantes subió a la autopista -a la altura del kilómetro 35, Ramal Campana- para impedir que los automovilistas pudieran transitar; en ese contexto se produjo el primer choque de la jornada.

Los efectivos que custodiaban la zona demoraron segundos en intervenir: formaron una barrera humana y con un rápido movimiento en conjunto empujaron a la gente afuera de la Panamericana; algunos militantes intentaron agredir a las fuerzas de seguridad, pero la violencia no prosperó.

Una de las líderes de la manifestación fue Vilma Ripoll (MST-Nueva izquierda), quien, instantes después del primer incidente, advirtió: "Lo que logran con estas provocaciones es que la gente no se quiera ir. La autopista está llena de (agentes de) Gendarmería , hay una cantidad impresionante".

Pese al primer intento fallido, la dirigente anunció: "Vamos a insistir para denunciar arriba de la ruta las condiciones de todas las fabricas de esta zona, donde hasta la Ford está parada".

"¿Dicen que la gente quiere ir trabajar? Acá no hay colas (de vehículos), no hay nadie, tienen que decir con claridad que el paro es un éxito rotundo", destacó Ripoll en declaraciones a C5N.

corte panamericana La promesa de la representante de la izquierda se cumplió minutos después, cuando otro grupo de manifestantes mucho más numeroso volvió a subir a la autovía y desbordó el operativo de contención que intentó realizar la gente de Gendarmería: el frente era tan grande que muchos militantes rompieron el cerco, filtrándose entre los agentes de la fuerza.  

Pese a la intervención de los carros hidrantes, alrededor de las 6:30 la gente de la izquierda logró su cometido: interrumpió la circulación del tránsito a la altura del kilómetro 35 del ramal Campana.

  

"El paro triunfó desde la hora 0, es una victoria extraordinaria en este cordón industrial. Y nos llegan noticias de que lo mismo sucede en los subtes", destacó el diputado nacional Néstor Pitrola, otro dirigente político que se sumó al piquete. "Pararon Ford, Kraft, Fate, Smata, todas las grandes fábricas, incluidas las alimenticias, así que la medida de fuerza es un éxito", remarcó.

  

"Se abre una nueva etapa, que comenzó con las huelgas docentes y continúa con esta huelga que pide definir hacia dónde va el país", consideró el legislador. "El que quiere ir trabajar puede pasar tranquilamente por la colectora, pero creo que este es uno de los paros más extraordinarios", evaluó.

  

Nuevo choque de fuerzas

A las 7:40 se produjo un incidente mucho más serio que los anteriores: manifestantes denunciaron agresiones y reaccionaron por la detención de un delegado gremial; los gendarmes, que recibieron golpes y piedrazos, respondieron con palos y balazos de goma y se vivieron minutos de zozobra.

      incidentes corte panamericana 2

Seis gendarmes resultaron lesionados en el enfrentamiento: uno de los agentes fue golpeado en la cabeza con un matafuego y quedó semidesmayado a un costado de la Panamericana, por lo que debió ser trasladado en ambulancia por los médicos que se encontraban a un costado de la autopista.

"No vinimos a enfrentarnos con ustedes, se los dije cuando nos reprimieron antes y les pegaron a cinco fotógrafos de prensa", increpó Ripoll a los efectivos de seguridad. "Nosotros sólo queremos que nos escuche el Gobierno", aseguró la dirigente del MST - Nueva izquierda.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon