Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Indagatoria y nuevas sospechas: la semana más agitada del caso Ciccone para el vicepresidente

logotipo de Infobae Infobae 14/06/2014 Omar Lavieri
Boudou llega a comodoro py 1170 © Boudou llega a comodoro py 1170 Boudou llega a comodoro py 1170

La semana más agitada -por lo menos por ahora- del Caso Ciccone, ha terminado. Comenzó el lunes con la indagatoria del vicepresidente Amado Boudou. El vice llegó a los Tribunales y saludó al poco público que lo "bancaba" en la puerta.

En su indagatoria Boudou negó los hechos por los que el juez Ariel Lijo lo llamó a declarar. Explicó que no tiene relación con la compra de la empresa Ciccone Calcográfica que en 2010 quedó en manos de un grupo cercano a sus allegados.

Defendió su actuación como ministro de Economía en aquel proceso relacionado con la quiebra y adquisición de Ciccone. Y marcó que algunos trámites se hicieron antes de la muerte de Néstor Kirchner, sucedida el 27 de octubre de 2010. Apuntó a la relación de la empresa Boldt-que tenía alquilada las instalaciones de Ciccone cuando fue la compra- con el peronismo bonaerense y pidió que se investigara la ruta del dinero utilizado para levantar la quiebra de Ciccone. Apuntó al banquero Raúl Moneta, cuyo estado de salud no le permite siquiera hablar, como el financista de la operación, algo que había dicho ante el juez Lijo Alejandro Vandenbroele, el abogado que vivía en el departamento de Boudou y que dirigió el fondo The Old Fund que se quedó con Ciccone. Y reiteró no conocer a Vandenbroele.

Al día siguiente de la indagatoria, Boudou dio un reportaje al programa "Palabras más, palabras menos" en el canal Todo Noticias. Allí aseguró que son casualidades las que unen a su entorno familiar y de negocios con la firma The Old Fund, que se quedó con Ciccone. Y marcó la estrategia que se viene en la causa: el distanciamiento de su amigo, socio, testigo de casamiento y compañero de largas noches marplatenses: José María Núñez Carmona, o José Núñez como lo llamó el vice.

Cuando se le preguntó a Boudou si creía en la versión que dio Núñez Carmona acerca de que no tenía relación con la compra de la empresa Ciccone, el vicepresidente contestó "prefiero creerle". Núñez Carmona está fuera del país. Y los abogados que lo defendían-integran el equipo que defiende a Boudou- renunciaron a seguir haciéndolo. El juez Lijo, que citó a indagatoria a Núñez Carmona para el jueves 19 de junio. Hasta tanto no designe abogado defensor, los anteriores, siguen a cargo. Si Núñez Carmona no se presenta, puede ser detenido. Lo mismo corre para Nicolás Ciccone quien debe declarar en indagatoria el martes 17 de junio.

Después de la de Boudou llegaron otras indagatorias. La de Vandenbroele, la del ex Jefe de Asesores de la AFIP Rafael Resnick Brenner y la del yerno de Nicolás Ciccone, Guillermo Reinwick.

Vandenbroele presentó un escrito y pidió que se investigue la ruta del dinero, en concordancia con Boudou.

Resnick Brenner reveló un dato que complicó a otro integrante del círculo de Boudou, Guido Forcieri, el ex Jefe de Asesores del vice cuando era ministro de Economía. Lo ubicó en una reunión en la que el socio del vice Núñez Carmona fue designado como el encargado del ministerio de Economía para seguir el trámite de la quiebra de Ciccone. Núñez Carmona no era funcionario público y es el vínculo indiscutido entre Boudou y la sociedad que se quedó con Ciccone. Resnick Brenner además señaló que Ricardo Echegaray, el director de AFIP, estaba al tanto de todo lo sucedido en ese encuentro.

A partir de esa declaración y otros indicios que hay en la causa, Forcieri fue citado a indagatoria por el juez Lijo. Forcieri negó los dichos de Resnick Brenner y pidió un careo con quien aún revista en las filas de la AFIP.

Reinwick reiteró lo que había dicho en diciembre cuando declaró en testimonial. En la primera declaración estaba obligado a decir la verdad. En la indagatoria nadie está obligado a hacerlo. Pero el yerno de Ciccone aseguró que intercedió ante el empresario Gabriel Bianco -hoy dueño del Canal 10 de Mar del Plata- para contactarse con Boudou. Y así llegaron a Núñez Carmona y a través de "Nariga" al vicepresidente. Y además recordó una cena en la que estuvo con Boudou, Núñez Carmona y el empresario Claudio Belocopitt. A ese encuentro se había referido Boudou en televisión pero en su indagatoria. Eso revela que el vicepresidente conocía a Reinwick, algo que antes había negado.

Producto de la sucesión de declaraciones y pedidos de las defensas, Lijo ordenó un peritaje contable sobre el movimiento de fondos inyectados a la nueva Ciccone.

La situación del vicepresidente aparece como más complicada debido a las declaraciones de la semana que pasó. La que viene será otra semana importante. La clave estará en lo que haga el alter ego de Boudou, Núñez Carmona. Se presentará a declarar? A qué abogados designará para que lo defiendan? ¿Recusará a Lijo para intentar apartarlo del expediente? Todas preguntas que se empezarán a contestar la semana entrante. Se vaticinan días movidos en el caso de corrupción en el que el vicepresidente de la Nación fue indagado.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon