Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

J. Lo y Pitbull ponen la fiesta en inauguración

logotipo de Associated PressAssociated Press 12/06/2014 Por ERIC NÚÑEZAssociated Press

SAO PAULO (AP) — Cielo azul y brillante, más una agradable temperatura de otoño. Y sin atrasos. Ingredientes inmejorables para que Brasil diera el jueves el puntapié inicial de la Copa del Mundo.

En el estadio Itaquerao de Sao Paulo, teñido de amarillo, la gala se apegó a las más puras tradiciones del país, anfitrión de la máxima cita del fútbol por primera vez en 64 años.

Vestidos de los colores nacionales verde y amarillo, Jennifer López y Pitbull interpretaron el himno oficial de la Copa del Mundo previo al partido inaugural del torneo cuya final se disputará el 13 de julio en Río de Janeiro.

La multitud de más 60.000 espectadores en el Itaquerao, el estadio que se construyó en una carrera contra el tiempo, aclamó a las estrellas estadounidenses de origen puertorriqueño y cubano, que cantaron la canción oficial del Mundial, "We Are One (Olé Olá)" (Somos Uno) junto con la intérprete brasileña Claudia Leitte desde una tarima que asemejó una tajada de melón.

La participación de J. Lo estuvo en duda hasta el martes, cuando la cantante confirmó a The Associated Press que viajaría a Brasil para la ceremonia inaugural.

Al compás de la samba, fue un vistoso carnaval futbolístico, en el que se mezcló la música, el baile, la naturaleza y todo el fulgor de la personalidad del brasileño. La cancha fue cubierta con una colorida carpa para una ceremonia que duró unos 25 minutos y que costó 8 millones de dólares.

Fue un promisorio prólogo del Mundial, luego de una caótica tarea de preparación que quedó atrapada entre el eco negativo de las protestas sociales por el exorbitante costo del torneo y las quejas de la FIFA por la lentitud en la que Brasil realizó las obras de infraestructura.

No todo salió perfecto en un estadio, en lo que no fue hasta el mes previo tuvo sus primeros ensayos. Las luces fallaron en varios sectores durante el transcurso inicial del partido.

Se temió que los aficionados tendrían dificultades para llegar a tiempo al estadio debido a las congestiones de tránsito que son el pan de cada día en la ciudad más grande de Sudamérica.

El cordón de seguridad a las afueras del ltaquerao incluyó un despliegue de soldados y policías, además de un helicóptero, en sus alrededores, sin producirse incidentes.

Los cantantes Pitbull, izquierda, Claudia Leitte, centro, y Jennifer López interpretan el himno del Mundial antes del partido inaugural el jueves, 12 de junio de 2014, en Sao Paulo. (AP Photo/Felipe Dana) © The Associated Press Los cantantes Pitbull, izquierda, Claudia Leitte, centro, y Jennifer López interpretan el himno del Mundial antes del partido inaugural el jueves, 12 de junio de 2014, en Sao Paulo. (AP Photo/Felipe Dana)

Pero en el este de la ciudad, policías y manifestantes se enfrentaron. Cuando algunos de los que rechazan el Mundial intentaron bloquear el tránsito, la policía respondió con gases lacrimógenos y bombas de estruendo.

No fue hasta el final del acto en el que los presentes dirigieron cánticos y abucheos contra la presidenta brasileña Dilma Rousseff.

Un paciente parapléjico dio el puntapié inicial, ayudado por un exoesqueleto que fue construido por un equipo de científicos brasileños, franceses, suizos y estadounidenses. Pero la transmisión oficial si acaso mostró unos cuantos segundos del momento.

La coreografía, que precisó de 100 horas de ensayos, fue obra de Paulo Barros, dos veces ganador del premio a la mejor escuela de samba en el Carnaval de Río.

image beaconimage beaconimage beacon