Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Javier Duarte, de político promesa a gobernador corrupto

logotipo de Associated PressAssociated Press 17/04/2017 Por CHRISTOPHER SHERMAN y SONIA PÉREZ D., Associated Press

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — México tiene una larga historia de exgobernadores corruptos dados a la fuga, incluido uno detenido hace una semana en Italia, pero ninguno destaca tanto como Javier Duarte.

Exmandatario del estado mexicano de Veracruz, Duarte fue arrestado el sábado en Guatemala y desde entonces ha circulado un video de 2012 en el que el entonces candidato y ahora presidente Enrique Peña Nieto lo consideraba parte de la nueva generación de políticos de su Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Duarte, de 43 años, fue parte de una ola de gobernadores del PRI electos en 2010 que dos años después ayudarían a impulsar a Peña Nieto a la presidencia.

Las cosas, no obstante, se salieron de control para Duarte. Después de estar prófugo desde finales de 2016 fue capturado y el lunes esperaba en una prisión militar guatemalteca a una audiencia judicial prevista para mediados de esta semana, en la cual se determinarán los siguientes pasos de su proceso de extradición a México.

El político fue detenido en un hotel en Panajachel, en el Lago Atitlán, donde estaba con su familia.

Cuánto habría robado de las arcas del estado de Veracruz aún es algo no cuantificado y el hecho mismo de desviar recursos para su beneficio no lo distinguiría de otros exgobernadores corruptos.

Alberto Olvera, investigador de la Universidad de Veracruz, dijo que Duarte no se distinguió por ser un político astuto o muy inteligente, aunque dejó a su estado con una deuda que estimó en unos 20.000 millones de pesos (casi 1.000 millones de dólares) y una violencia extendida. "El gobierno de Veracruz en la época de Duarte ha gastado mucho más de lo que tenía y para poder gastar más incurrió en una deuda creciente", dijo Olvera a The Associated Press. "En tal forma que no se trata exclusivamente de un problema de robo, sino de mal uso de los fondos públicos que ha generado una catástrofe financiera, una crisis fiscal sin paralelo en la historia del estado".

Las autoridades han localizado diversas fosas clandestinas en Veracruz, en los márgenes del Golfo de México y que se ha visto afectado por diversas oleadas de violencia por narcotráfico. Sólo el mes pasado se confirmó el hallazgo de 253 cráneos en una misma área. Es un estado, además, donde al menos 16 periodistas fueron asesinados durante el gobierno de Duarte.

El exsecretario de Seguridad Pública del estado fue detenido en febrero de 2017 por cargos de enriquecimiento ilícito, aunque se ha declarado inocente.

El PRI retiró los derechos partidistas a Duarte desde septiembre y unas semanas después, el 12 de octubre, pidió licencia a su cargo de gobernador para supuestamente enfrentar señalamientos en su contra, aunque en cuestión de días desapareció. Meses atrás, el PRI perdió por primera vez el gobierno en Veracruz a manos de la oposición.

A finales de noviembre, la Procuraduría General de México señaló que encontró cerca de 20,5 millones de dólares que habían sido desviados a dos empresas presuntamente ligadas a Duarte. El gobierno señaló que congeló más de 100 cuentas bancarias e incautó diversas propiedades alrededor del país que supuestamente pertenecían al exgobernador.

Miguel Ángel Yunes, sucesor de Duarte y miembro del conservador Partido Acción Nacional, presentó una bodega a los medios en febrero. Dijo que a partir de denuncias anónimas habían llegado al lugar, donde localizaron obras de arte y otros artículos de colección supuestamente propiedad de Duarte y su familia. Además, dijo que ahí se almacenaban cajas con artículos escolares y diarios presuntamente escritos por la esposa del exmandatario en el que documentaba sus propiedades alrededor del mundo.

Aún no está claro qué sucederá con Duarte. Yunes, su sucesor, prometió encarcelarlo cuando llegara al poder, aunque hasta el momento nadie ha confirmado que su gobierno haya contribuido a la captura del exmandatario.

Por ahora, Peña Nieto ha usado la detención del hombre que alguna vez fue visto como el futuro del partido para presumir que su gobierno no tolerará la corrupción.

Aunado a esto, el gobierno mostrará otras supuestas pruebas de su compromiso contra la corrupción. Otro exgobernador del PRI buscado por corrupción y prófugo de la justicia es Cesar Duarte, del estado norteño de Chihuahua y sin relación con el exmandatario de Veracruz. Tomás Yarrington, exgobernador del PRI de Tamaulipas, fue detenido el 9 de abril en Italia.

Peña Nieto dijo el lunes que las detenciones de Duarte y Yarrington "son un mensaje firme y contundente del Estado mexicano contra la impunidad".

Sin embargo, Olvera no espera que se resuelva pronto la situación de Duarte e incluso cree que su juicio podría ocurrir "después de las elecciones en 2018", cuando se definirá al sucesor de Peña Nieto y si el PRI será capaz de mantener el poder.

_____

Sonia Pérez contribuyó desde Guatemala

image beaconimage beaconimage beacon