Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Justicia de Chile pide a EEUU extradición de exmilitar

logotipo de Associated PressAssociated Press 12/07/2017 Associated Press

SANTIAGO DE CHILE (AP) — La justicia de Chile solicitó a Estados Unidos la extradición del exmayor del ejército chileno Armando Fernández Larios por el secuestro y asesinato del dirigente comunista Manuel Sanhueza Mellado.

Según el dictamen, en julio de 1974 Larios estuvo involucrado en la tortura y el asesinato calificado de Sanhueza en la caleta de Pisagua, un remoto centro de detención del régimen de Augusto Pinochet (1973-1990).

Esta no es la primera solicitud de extradición de Larios que se hace a la justicia estadounidense: también lo hizo un tribunal argentino por el asesinato del excomandante en jefe del ejército chileno, Arturo Prats, asesinado junto a su esposa por una bomba que estalló en su automóvil en Buenos Aires.

Larios era miembro de la temida Caravana de la Muerte, un grupo de militares enviados por Pinochet a diversas ciudades del norte y sur del país para agilizar consejos de guerra irregulares que concluían con la muerte de los acusados o con su desaparición. En el caso de Sanhueza, sus restos óseos aparecieron en 1990 en el fondo de una tumba ilegal en Pisagua. Sin embargo, hay cuerpos de otros desaparecidos que no han sido hallados.

Asimismo, Larios participó en los preparativos del asesinato del excanciller y Ministro del Interior chileno Orlando Letelier, asesinado en Washington en 1976 con una bomba que también estalló en su automóvil.

Larios negoció su rendición ante las autoridades judiciales estadounidenses y en 1987 se entregó a un oficial del FBI en Brasil, quien lo trasladó a Estados Unidos, donde habría negociado que nunca lo extraditarían a Chile y que al término de su condena lo dejarían vivir y trabajar en el país del norte.

Fue condenado a siete años de cárcel por el asesinato de Letelier, aunque consideraron su colaboración en el juicio, por lo que sólo permaneció cinco meses encarcelado. Nunca se sometió al sistema de protección de testigos estadounidense.

image beaconimage beaconimage beacon