Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Karzai condena bombardeo de EEUU en Afganistán

logotipo de Associated PressAssociated Press 17/04/2017 Por RAHIM FAIEZ, Associated Press

KABUL (AP) — El expresidente afgano Hamid Karzai denunció el lunes que Estados Unidos está usando Afganistán como campo de prueba de armas, calificando el reciente lanzamiento de la más potente bomba no nuclear "una atrocidad inmensa cometida contra el pueblo afgano".

La semana pasada, un avión estadounidense lanzó la bomba GBU-43 Massive Ordnance Air Blast (MOAB) contra las montañas de la provincia oriental de Nangarhar, y se informó de la muerte de 95 milicianos. Karzai, en entrevista con The Associated Press, denunció la decisión, afirmando que Afganistán "está siendo usado de manera sumamente irrespetuosa por Estados Unidos para poner a prueba sus armas de destrucción masiva".

La oficina del presidente afgano Ashraf Ghani dijo que hubo "estrecha coordinación" entre las fuerzas estadounidenses y el gobierno afgano antes del lanzamiento de la bomba, y que se trató de evitar las muertes de civiles.

Pero Karzai criticó fuertemente que el gobierno afgano haya aprobado el uso de semejante armamento.

"¿Cómo puede el gobierno de un país permitirle a otro gobierno emplear un arma de destrucción masiva contra su propio territorio? Sea cual sea la razón, ¿cómo puede permitirlo? Es simplemente inimaginable", dijo Karzai.

El presidente estadounidense Donald Trump dijo que la operación fue "una misión muy, muy exitosa", pero Karzai tuvo fuertes palabras contra el mandatario estadounidense.

"Mi mensaje al presidente Trump hoy es que ha cometido una enorme atrocidad contra el pueblo afgano, contra seres humanos", expresó. "Si el gobierno estadounidense nos considera seres humanos, han cometido un crimen contra seres humanos, pero si nos considera menos que seres humanos, entonces, por supuesto, pueden hacer lo que quieran".

Estados Unidos estima que entre 600 y 800 combatientes del grupo Estado Islámico están en Afganistán, la mayoría en Nangarhar. Las fuerzas estadounidenses se han concentrado en combatirlos, y al mismo tiempo han estado apoyando a las fuerzas afganas en su lucha contra el Talibán.

image beaconimage beaconimage beacon