Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Kaymer protege su ventaja en el US Open

logotipo de Associated PressAssociated Press 15/06/2014 Por DOUG FERGUSONAssociated Press

PINEHURST, Carolina del Norte, EE.UU. (AP) — Ni siquiera Martin Kaymer estuvo inmune el sábado a un campo número dos en Pinehurst que restauró la reputación del Abierto de Estados Unidos.

Sin embargo, contraatacó lo suficiente para continuar en la cúspide de su segundo major.

En un día muy caluroso con algunas intrincadas posiciones de banderines que dieron como resultado que sólo dos golfistas terminaran la ronda debajo del par, Kaymer se apuntó un putt para birdie de tres metros (10 pies) en el hoyo 18 para salvar una tarjeta de 72 impactos, dos bajo par, y llevarse una ventaja de cinco golpes a la última ronda.

Solamente un competidor en la historia del U.S. Open ha perdido una ventaja de cinco impactos en el último día, y eso ocurrió hace 95 años.

"No jugué tan bien como los primeros dos días, pero no lo eché a perder", dijo Kaymer.

Eso fue todo lo que se requería en un día en el que el Abierto de Estados Unidos por fin se vio como la prueba más difícil en el golf. Kaymer usó un fierro 7 desde la zona arenosa a la izquierda del fairway en el quinto hoyo de par cinco y preparó el terreno para apuntarse un putt para eagle. Finalmente, su birdie en el último hoyo lo colocó con un total de 202 impactos, ocho debajo del par.

Sólo cambiaron los nombres de los jugadores que desafiaban su liderato, pero ello fue suficiente para emocionar a la multitud.

El alemán Martin Kaymer sale de una trampa de arena en el décimo hoyo durante la tercera ronda del Abierto de Estados Unidos en Pinehurst, Carolina del Norte, el sábado 14 de junio de 2014. (Foto AP/Eric Gay) © The Associated Press El alemán Martin Kaymer sale de una trampa de arena en el décimo hoyo durante la tercera ronda del Abierto de Estados Unidos en Pinehurst, Carolina del Norte, el sábado 14 de junio de 2014. (Foto AP/Eric Gay)

Erik Compton, quien ha recibido trasplantes de corazón en dos ocasiones, metió un putt de 12 metros (40 pies) en el hoyo 11 para uno de sus seis birdies en una ronda de 67. Quedó empatado en 207, tres debajo del par, con Rickie Fowler, favorito de los aficionados jóvenes, que también terminó con 67.

Fowler participará en la última ronda de un major por primera vez en su vida.

Ellos fueron los únicos dos golfistas que el sábado tuvieron rondas por debajo del par.

Sólo seis jugadores permanecieron bajo par en la tabla de clasificación, y si se toma en cuenta que nadie se ha recuperado de una desventaja superior a siete impactos en la última ronda para ganar un U.S. Open, podrían ser los únicos que podrían tener una oportunidad realista de alcanzar al alemán de 29 años.

Dustin Johnson y Henrik Stenson firmaron una tarjeta de 70 golpes cada uno y se ubicaban en 208 impactos, dos debajo del par. Brandt Snedeker tuvo 72 y estaba un golpe más atrás.

image beaconimage beaconimage beacon