Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Kazán, primera ciudad mundialista musulmana

logotipo de Associated PressAssociated Press 02/07/2017 Por CARLOS RODRÍGUEZ, Associated Press

KAZÁN, Rusia (AP) — Catar será el primer país musulmán en ser sede de una Copa del Mundo, pero dondequiera que se realice el partido inaugural en 2022 no podrá presumir de ser la primera ciudad mundialista donde una gran parte de su población practica el islam.

Esa distinción corresponde a Kazán, Rusia.

Kazán, localizada a unos 800 kilómetros al este de Moscú y capital de la región de Tartaristán, albergará cuatro partidos de la fase de grupos, y otros dos en octavos y cuartos de final en 2018. En junio también fue una de las cuatro sedes de la Copa Confederaciones, el torneo que sirve como ensayo general para la Copa del Mundo. Allí se jugaron cuatro encuentros, entre ellos la semifinal que Alemania ganó 4-1 a México.

Con una población de 1,2 millones de habitantes y más de mil años desde su fundación, Kazán es considerada como la tercera ciudad más importante de Rusia, después de Moscú y San Petersburgo. Está ubicada cerca de la frontera entre Europa y Asia.

Los tátaros, que tienen muchos vínculos culturales y lingüísticos con Turquía, practican un islam más secular que en Catar, y es inusual ver a las mujeres con el pelo o el rostro cubierto. También se vende alcohol libremente y hay una vida nocturna liberal.

"Es una ciudad amigable, en el centro todo está muy accesible, hoteles, comida y la seguridad fue increíble”, dijo Gerardo Ticumán, un aficionado mexicano de 50 años residente en Los Angeles, California, y quien estuvo una semana en Kazán durante la Confederaciones.

"Hemos salido en las noches a varios bares y el ambiente es increíble”, agregó. "También hemos ido a un mercado de comida local con gente musulmana que nos ha tratado bien, es gente tranquila y respetable".

¿Restricciones religiosas? No en Kazán.

"Yo les diría a los mexicanos que vengan es una ciudad muy bonita. Es muy agradable en todo, pasada la media noche la seguridad y el trato (es bueno)”, señaló Paul Rivelo, otro aficionado mexicano de 41 años que visitó Kazán para los dos partidos de su equipo.

La mezquita Kul Sharif, la segunda más grande de Rusia con capacidad para recibir hasta a seis mil personas, domina el panorama de Kazán con sus torres azules. Es la más famosa de las poco más de 20 que hay en la ciudad, donde los musulmanes comparten sin problemas con cristianos ortodoxos.

image beaconimage beaconimage beacon