Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Kazán, punto de encuentro entre Europa y Asia

logotipo de Associated PressAssociated Press 23/06/2017 Por TALES AZZONI, Associated Press

KAZÁN, Rusia (AP) — Los fanáticos que visiten Kazán durante la Copa del Mundo del próximo año podrán experimentar un poco de todo: historia, cultura, edificios llamativos, y hasta una playa.

La ciudad mayormente musulmana ubicada en el centro de Rusia, a unos 800 kilómetros al este de Moscú, no está lejos de la frontera entre Europa y Asia, en las orillas de los ríos Volga y Kazanka, donde los residentes y visitantes pueden disfrutar de una playa.

Algunos de los puntos de interés de la capital de la región de Tatartán están relacionados con su diversidad y extraordinaria mezcla de culturas oriental y occidental.

Los edificios más llamativos están en una zona dentro de los muros blancos de su kremlin del siglo 16, decretado un lugar histórico por la UNESCO.

La mezquita Qolsharif, que domina la vista de la ciudad con sus domos azules, está a pocos metros de una catedral ortodoxa. La mezquita fue reconstruida en la década de los 90, como parte de una etapa de renacimiento cultural tras la era soviética, luego de ser destruida por Iván el Terrible en 1552.

También está cerca la Torre de Suyumbike, que tiene ese nombre en honor de una princesa tátara después de un asedio de Iván.

Imagen del 21 de junio de 2017 de la Mesquita Qolsharif en Kazán, Rusia, una de las sedes de la Copa Confederaciones y el Mundial de 2018. (AP Photo/Tales Azzoni) © The Associated Press Imagen del 21 de junio de 2017 de la Mesquita Qolsharif en Kazán, Rusia, una de las sedes de la Copa Confederaciones y el Mundial de 2018. (AP Photo/Tales Azzoni)

Kazán es una de las ciudades más antiguas en Rusia, y en 2005 festejó sus mil años de vida. Con unos 1,2 millones de habitantes, es considerada como la tercera ciudad más importante del país después de Moscú y San Petersburgo.

Los tátaros, que fueron conquistados por los mongoles, tienen muchos vínculos culturales y lingüísticos con Turquía. Mantienen sus antiguas tradiciones y el tátaros sigue siendo el idioma oficial.

“Esto es lo que es tan agradable sobre Kazán”, dijo Adel Gataullin, un residente de 37 años que es tátaro y musulmán. “Todos nos llevamos muy bien. Y así debe ser. Aquí tenemos gente de todos los lugares y de todas la religiones, y nunca ha habido un problema con nadie. Tenemos familias mezcladas en todos lados, y es totalmente normal”.

La ciudad tiene el estadio Arena Kazán, con capacidad para 45.000 espectadores y hogar del club Rubin. Se espera que construyan un parque cerca del estadio para la Copa del Mundo del próximo año.

En la Copa Confederaciones, alberga tres partidos de la fase de grupos y una de las semifinales.

___

James Ellingworth contribuyó con este despacho desde Moscú.

___

Tales Azzoni está en Twitter: http://twitter.com/tazzoni

image beaconimage beaconimage beacon