Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Líderes europeos niegan que acuerdo climático sea negociable

logotipo de Associated PressAssociated Press 02/06/2017 Por KIRSTEN GRIESHABER y FRANK JORDANS, Associated Press

BERLÍN (AP) — Los máximos líderes de Europa se comprometieron el jueves a mantener la lucha contra el calentamiento global mientras el presidente estadounidense Donald Trump anunciaba que su país se retiraba del acuerdo climático de París, pero rechazaron su sugerencia de que el pacto podría luego ser renegociado.

Los mandatarios de Francia, Alemania e Italia señalaron en un comunicado conjunto que lamentan la decisión de Estados Unidos de retirarse del acuerdo, pero afirmaron "nuestro más fuerte compromiso" para implementar las medidas que les corresponden y alentaron a "todos nuestros socios a acelerar sus medidas para combatir el cambio climático".

Si bien Trump declaró que Estados Unidos estaría dispuesto a reincorporarse al acuerdo si pudiera obtener unos términos más favorables, los tres líderes europeos reiteraron que el tratado no puede ser renegociado "dado que es un instrumento vital para nuestro planeta, sociedades y economías".

El presidente francés Emmanuel Macron repitió esa postura en un discurso en inglés desde el Palacio del Elíseo, algo sin precedentes de un presidente de Francia en un mensaje a nivel nacional.

"Yo respeto su decisión, pero pienso que es un error tanto para Estados Unidos como para nuestro planeta", afirmó.

"Sin importar dónde vivamos, quiénes seamos, todos compartimos la misma responsabilidad: hacer grande a nuestro planeta de nuevo", recalcó Macron.

El funcionario de mayor rango de la Unión Europea en materia de cambio climático, Miguel Arias Cañete, dijo en un comunicado que la decisión de Trump de abandonar el Acuerdo de París hizo que sea “un día triste para la comunidad global".

Cañete, comisionado de la UE de Acción por el Clima y Energía, agregó que el bloque "lamenta profundamente la decisión unilateral”.

Cañete pronosticó además que la Unión Europea buscaría nuevas alianzas de las economías más grandes del mundo con las islas Estado más vulnerables, así como con empresas e individuos estadounidenses que apoyan el acuerdo.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, dijo _según su vocero_ que la decisión de Estados Unidos de salirse del Acuerdo de París es “una enorme decepción” y agregó que es “crucial que los estadounidenses sigan siendo líderes en cuanto a problemas ambientales”.

El primer ministro italiano Paolo Gentiloni dijo a través de Twitter que Italia mantendrá sus compromisos de reducir emisiones, de usar energía renovable y de desarrollo sustentable.

Por otro lado, el fondo de pensiones más grande de Noruega, con 53.000 millones de euros (59.500 millones de dólares) en activos, indicó que continuará invirtiendo en energía renovable a pesar de la decisión del presidente estadounidense, y agregó en un comunicado que "Donald Trump está saltando de un tren que ya partió de la estación".

El director general Odd Arild Grefstad señaló el crecimiento de la energía renovable en entidades de Estados Unidos como Texas, Nueva York y California como signos de que "el mundo ha comenzado la transición de los (combustibles) fósiles a una economía renovable".

Por su parte, en México el ex presidente Vicente Fox Quesada dijo en un tuit que Trump “le está declarando la guerra al planeta”.

Fox, quien ha tenido diferencias con Trump desde la campaña presidencial de 2016 en Estados Unidos, puntualizó que la decisión del mandatario norteamericano “condena a esta generación y a las que están por venir”, y añadió que va a dejar “un legado oscuro sólo por satisfacer tu codicia”.

Por su parte, el presidente venezolano Nicolás Maduro catalogó como una “locura” la decisión de Trump de sacar a Estados Unidos del acuerdo y exhortó a todos a protestar.

"Es una de las decisiones más graves y desde Venezuela el gobierno revolucionario lo denuncia, y llama a la comunidad internacional a reaccionar, y al pueblo de los Estados Unidos a reaccionar, a responder frente a esta locura de pretender destruir el planeta Tierra", afirmó.

La Conferencia de Alcaldes de Estados Unidos dijo que se oponía enérgicamente a la acción de Trump y prometió que los alcaldes estadounidenses continuarían con sus planes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a las que se atribuye el calentamiento global.

El alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu, vicepresidente del grupo, señaló que el retiro del acuerdo es "con poca visión", y calificó el cambio climático como una amenaza grave para las comunidades costeras, la nación y el mundo. Dijo que si no se frena, el aumento del nivel del mar ocasionado por el cambio climático podría significar que Nueva Orleans y otras ciudades costeras "dejarán de existir".

Mientras tanto, empresas automotrices como Tesla, General Motors y Ford declararon que ellas seguirían con su compromiso con el medio ambiente.

El director general de Tesla Inc., Elon Musk confirmó que cumpliría su promesa de poner fin a su participación en dos comités presidenciales luego que Trump diera a conocer su decisión.

“El cambio climático es real. Abandonar el Acuerdo de París no es bueno ni para Estados Unidos ni para el mundo”, tuiteó Musk momentos después de que Trump hiciera el anuncio.

Por su parte, General Motors, la empresa automotriz número uno en Estados Unidos, dijo que ellos continuarán con su compromiso de “crear un mejor ambiente”.

Bill Ford, presidente de Ford Motor Co., también habló y señaló que “nosotros creemos en la existencia del cambio climático y seguimos comprometidos en reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en nuestros vehículos y en nuestras plantas”.

El exvicepresidente estadounidense Al Gore calificó la decisión de Trump como "una acción imprudente e indefendible", y añadió que la medida "socava el estatus de Estados Unidos en el mundo".

Antes de que Trump anunciara su decisión el jueves en la tarde, el primer ministro chino Li Keqiang dijo a reporteros durante una visita a Berlín que el combate al calentamiento global era "un consenso global" y una "responsabilidad internacional".

La canciller alemana Angela Merkel indicó que su país seguirá “cumpliendo nuestras obligaciones del Acuerdo de París”.

Los científicos advirtieron que es más probable que la Tierra alcance niveles más altos de calentamiento global si Estados Unidos se retira, ya que el país norteamericano contribuye en gran parte a aumentar las temperaturas. Sus cálculos apuntan a que, con su retirada del acuerdo, habría un aumento de hasta 3.000 millones de toneladas de dióxido de carbono al año, suficiente cantidad para derretir los glaciares e incrementar y detonar las temperaturas extremas.

___

Los periodistas de The Associated Press David Rising en Berlín, Nataliya Vasilyeva en Moscú, Gregory Katz en Londres, Lorne Cooke en Bruselas, Gerry Shih en Beijing, Peter Orsi en la Ciudad de México, Jorge Rueda en Caracas, Sylvie Corbett en París, Colleen Barry en Milán, Paul Harloff y From Dee-Ann Durbin en Detroit, Matthew Daly en Washington y Edith M. Lederer en Naciones Unidas contribuyeron a este despacho.

image beaconimage beaconimage beacon