Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

López Rivera, aplaudido y abucheado en desfile boricua

logotipo de Associated PressAssociated Press 11/06/2017 Por DENIZ CAM, Associated Press

NUEVA YORK (AP) — Oscar López Rivera fue aplaudido y abucheado cuando se puso de pie sobre una carroza durante el Desfile del Día Nacional de Puerto Rico realizado el domingo en Nueva York en honor al “Héroe de la Libertad Nacional”.

Mientras partidarios coreaban “Oscar López Rivera es nuestro Mandela”, otros se negaban a aplaudir al hombre que pasó 35 años en prisión por su relación con un grupo responsable de varios atentados que dejaron decenas de mutilados y muertos en las décadas de 1970 y 1980 en Nueva York.

Nanchelle Rivera _no es familiar de López Rivera_ opina que el nacionalista puertorriqueño no la representa. La mujer, de 28 años, dijo que si hubiera sabido que la celebración de este año sería en su honor, no hubiera viajado desde Orlando, Florida.

Una persona entre la multitud que la escuchó abucheándolo, le gritó: “¡Esta es tu historia!”.

Durante al menos la primera hora, se calmaron los temores de que el desfile podría volverse violento, dadas las acaloradas discusiones que hubo semanas antes de este día.

La portavoz del concejo de la ciudad de Nueva York, Melissa Mark-Viverito, trató de calmar los encontronazos verbales que ocurrieron durante semanas entre partidarios y simpatizantes de López, de 74 años.

“Estoy aquí para celebrar. Este es un día de unidad y celebración”, dijo. Y por aquellos que dijeron mantenerse lejos por López, opinó que esa “fue su decisión”.

La controversia hizo que tanto individuos como empresas, como AT&T y JetBlue, cancelaran su participación en el desfile en protesta porque este año se rendiría homenaje al ex militante de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN), un grupo que luchó por la independencia de Puerto Rico.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, así como el departamento de policía y de bomberos anunciaron que no participarían en el desfile.

La semana pasada López dijo que no aceptaría el título de “Héroe de la Libertad Nacional”, pero en cambio indicó que sí participaría en el desfile como un ciudadano común, en parte porque se enfocaba demasiado en él y no lo suficiente en las necesidades de Puerto Rico.

La mayoría de las miles de personas que acudieron el domingo simplemente festejaron a Puerto Rico, bailando salsa felices y ondeando banderas puertorriqueñas.

“No nos importa que esté aquí”, dijo Rosa Rosario, de 68 años.

“No apoyo ningún movimiento político”, agregó, diciendo que ella estaba ahí para festejar a “mi natal Hormigueros”, una comunidad en el oeste de la isla.

El desfile ha sido frecuentemente un escaparate a la complicada historia del territorio estadounidense, hoy en recesión. Y este año el evento coincidió con la realización de un referendo en la isla donde los puertorriqueños decidirán sobre su estatus político: estadidad, libre asociación/independencia o el actual estatus territorial.

image beaconimage beaconimage beacon