Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La acusación de Freiler, el primer objetivo del Consejo

logotipo de LA NACION LA NACION 17/08/2017

Objetivo N° 1: aprobar el juicio político al camarista Eduardo Freiler por su enriquecimiento. Es el principal desafío del oficialismo desde que tuvo mayoría en el Consejo de la Magistratura. Una causa que creyeron ganada, pero que el kirchnerismo logró frenar en mayo.

Después del juicio político a Freiler, se extiende una larga lista de temas pendientes a tratar por el Consejo, pero la continuidad del camarista desvela al oficialismo. Hasta el presidente Mauricio Macri siguió con extrema atención el fallido desenlace del caso, informaron fuentes judiciales.

Ante la incertidumbre que genera el nuevo escenario con Ruperto Godoy fuera del Consejo, el oficialismo manejaba una certeza: intentar obtener el noveno voto que le permita desempolvar el dictamen acusatorio contra Freiler (que no se trató en los últimos cuatro plenarios) para aprobarlo, informaron fuentes oficiales.

La fallida acusación contra Freiler funciona como un "tapón" para otras denuncias contra jueces. Pero, mientras espera lo que suceda con el camarista, el Consejo avanzó con otros procesos contra otros magistrados.

El proceso contra el juez Oscar Hergott, miembro del Tribunal Oral Federal (TOF) N°5, es el más avanzado. El Consejo debe votar si decide iniciarle juicio político y suspenderlo en sus funciones por las acusaciones en su contra por acoso sexual y laboral. Hergott fue denunciado por haber generado un clima laboral de hostigamiento en Tribunales.

En etapas más incipientes aparecen otros procesos por mal desempeño. Son los casos del juez Mario Reynaldi, miembro del TOF de Santa Cruz, acusado de encubrir una red de trata en esa provincia, y Jorge Ferro, juez de la Cámara Federal de Mar del Plata, también acusado de proteger la actividad de un conocido prostíbulo de esa ciudad.

Nombramientos

El Consejo tiene en carpeta la designación de jueces en lugares clave, como la Cámara de Casación, el máximo tribunal penal del país después de la Corte. Los consejeros del oficialismo ya conversan desde hace semanas sobre la composición de las ternas entre los jueces preseleccionados para ofrecerle al presidente Macri, confiaron fuentes judiciales.

Después de llegar a un acuerdo interno, el oficialismo deberá encarar las negociaciones con la oposición, ya que necesita por lo menos un voto del kirchnerismo para aprobar las designaciones de los jueces en el plenario.

Son cuatro las vacantes que resta ocupar en Casación, un tribunal clave en la revisión de las causas de corrupción, entre otros expedientes. Hay más selecciones pendientes por el Consejo: en la Cámara en lo Contencioso Administrativo, en la Cámara Nacional Electoral y en el juzgado federal de San Isidro, entre otras.

La agenda pendiente

Juicio político a Freiler

La prioridad del oficialismo en el Consejo de la Magistratura es aprobar el juicio político contra el camarista. Al no contar con los votos necesarios, el dictamen no fue tratado en las últimos cuatro plenarios

Dictamen contra Hergott

Después de escuchar fuertes relatos de testigos que habrían sufrido el acoso sexual y laboral del magistrado, el Consejo deberá decidir si le inicia juicio político al juez

El juez Reynaldi, en la mira

El camarista Eduardo Freiler, el primer objetivo del Consejo de la Magistratura © LA NACION El camarista Eduardo Freiler, el primer objetivo del Consejo de la Magistratura

Cercano al kirchnerismo, el magistrado santacruceño está acusado de haber protegido a una red de trata de personas en Río Gallegos. La Comisión de Acusación debe definir si avanza con la investigación

Vacantes en Casación

El tribunal penal más importante del país tiene cuatro vacantes. El oficialismo debate internamente el orden de las ternas y, luego, deberán acordar con la oposición antes de ofrecerle las ternas al presidente Macri

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon