Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Cámara Electoral impide que Menem sea candidato por sus causas penales

logotipo de LA NACION LA NACION 08/08/2017

La Cámara Nacional Electoral, máxima autoridad de los comicios, resolvió ayer que el ex presidente Carlos Menem no podrá ser candidato a senador nacional el domingo próximo.

Con el argumento de que no tiene "idoneidad" suficiente porque pesa sobre él una condena por tráfico de armas, el tribunal dejó sin efecto la oficialización de su precandidatura por el PJ riojano. Menem aspiraba a un tercer mandato como senador.

El fallo, firmado por los camaristas Santiago Corcuera y Alberto Dalla Vía, se apoya en un caso anterior del mismo tribunal: el precedente de Raúl Romero Feris, en 2003, que pretendía postularse como diputado y no se lo permitieron porque tenía dos condenas por hechos de corrupción.

Tanto en el caso de Romero Feris como en el de Menem, las condenas no estaban firmes. Por eso, el "principio de inocencia" (nadie es culpable hasta que una sentencia firme así lo declare) fue el argumento central de quienes defendían la candidatura del ex presidente.

Menem fue condenado en 2013 a siete años de prisión e inhabilitado por 14 años para ser empleado o funcionario público. Lo condenó la Cámara de Casación, máximo tribunal penal, pero Menem tiene pendiente un recurso extraordinario en la Corte Suprema.

Corcuera y Dalla Vía afirmaron ayer que su decisión de impedirle a Menem ser candidato "no importa desconocer las altas responsabilidades institucionales que el señor ex presidente de la Nación ha desempeñado ni prescinde de la presunción de inocencia de la que goza", pero dijeron que no había justificación válida para apartarse del precedente Romero Feris.

Reiteraron, como habían dicho en ese caso, que las condenas -incluso las no firmes- "gozan de la presunción de certeza y legitimidad" que les da haber sido dictadas por un tribunal competente, conforme a derecho y con todas las garantías del debido proceso. También que recordó un precedente que sostuvo que "frente al interés particular de las partes [de poder postularse] debe priorizarse el interés político general" de contar con candidatos idóneos.

La idoneidad incluye "carecer de antecedentes penales" -afirmó la Cámara-. "Cuanto mayor sea la jerarquía del empleo o de la función, mayor debe ser el grado de moralidad a exigirse."

En este aspecto hizo especial hincapié el tribunal: "Se espera de los elegidos cualidades singulares", advierte el fallo, cualidades "más estrictas" que las que se le exige a cualquier ciudadano para votar. Los camaristas destacaron además lo importante que es la tarea que pesa sobre ellos y consiste en comprobar que los candidatos reúnan las condiciones para presentarse.

Ayer, horas antes del fallo de la Cámara, el fiscal electoral Jorge Di Lello había presentado un dictamen que proponía rechazar el recurso y permitir la candidatura de Menem.

En su fallo de ayer, la Cámara no ignoró el problema logístico que implica su decisión. Las boletas están impresas y falta menos de una semana para las elecciones. Dispuso que "los medios instrumentales" que ya fueron aprobados (como las boletas), que "a esta altura del cronograma electoral no resulte materialmente posible modificar", serán considerados válidos para garantizar "los derechos de los electores".

Cómo sigue

La Cámara no precisó en su fallo cómo se reemplazará a Menem, pero fuentes de la justicia electoral dijeron a LA NACION que ahora la lista deberá proponer a otro candidato ante la junta de la alianza por la que se había presentado Menem, y que seguramente el juez electoral de La Rioja la intimará a hacerlo cuanto antes.

Sin duda Menem va a presentar un recurso contra este fallo para que la Corte lo revierta, pero la sola presentación del recurso no suspende la aplicación de lo resuelto. La regla general es que ni siquiera se suspende si la Cámara le habilita el camino hasta la Corte. Por eso el fallo de ayer es, en la práctica, definitivo.

En cuanto al destino del ex presidente, esta decisión le complica mucho su futuro. Si no puede ser candidato, a fin de año se quedará sin fueros y deberá cumplir las condenas que pesan sobre él (además de la causa por contrabando, tiene una condena por el pago de sobresueldos a funcionarios de su gobierno) si es que esas condenas quedan firmes. De todos modos, difícilmente vaya a la cárcel. Con 87 años y una salud delicada, es más probable que su peor escenario sea la prisión domiciliaria.

La reacción de los políticos

Margarita Stolbizer

Diputada de GEN

"Es una buena noticia. De la misma manera debió actuar la Justicia con Julio De Vido, que no debería ser parte del Congreso."

Mario Negri

Jefe del interbloque de Diputados de Cambiemos

"El fallo de la Cámara Nacional Electoral es una enorme contribución a la credibilidad de las instituciones. El fallo se ajustó a derecho."

Laura Alonso

Jefa de la Oficina Anticorrupción

"Es un fallo contundente, que reivindica el requisito de idoneidad para los cargos electivos. Menem afronta al menos dos condenas confirmadas por delitos contra la administración pública. El Congreso no debe ser una guarida de políticos «buscafueros»."

Laura Rodríguez Machado

Jefa del bloque Pro del Senado

"Aceptamos los fallos de la Justicia porque creemos profundamente en la división de poderes. Como fuerza política proponemos un cambio, por eso insistimos en la renovación de autoridades y en terminar con este modus operandi de ex presidentes que buscan sortear a la Justicia amparándose en sus fueros."

Fernando Sánchez

Diputado Coalición Cívica

"Menem es una vergüenza nacional, condenado por delitos graves. La sociedad tiene derecho a votar al ciudadano que quiera, siempre que éste no sea un delincuente."

Clara Vega

Diputada de la UCR la Rioja"No dejar participar como candidato a una persona condenada por un delito tan grave como la venta de armas a un país en guerra me parece lo más acertado. Además no hay que olvidar que el diputado Luis Beder Herrera dijo que Carlos Menem debía ser candidato a senador para no ir preso."

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon