Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Constituyente adelanta las elecciones regionales y complica a la oposición

logotipo de LA NACION LA NACION 14/08/2017

CARACAS.- La Asamblea Nacional Constituyente decidió anteanoche adelantar para octubre los comicios por las gobernaciones regionales de Venezuela y complicó aún más a la oposición, que se encuentra dividida en cuanto a participar o no en la elección, ya que cuestiona la imparcialidad del órgano electoral.

La Constituyente, que se atribuye poderes plenipotenciarios después de la cuestionada elección de sus miembros el 30 de julio, aprobó anteayer el adelanto de la elección de los 23 gobernadores regionales, que estaba prevista para el 10 de diciembre luego de que se pospusiera la fecha original, a fines de 2016.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) respondió el mismo día y anunció la reprogramación de la fecha de los comicios para octubre, "tal como lo estableció la Asamblea Nacional Constituyente". Dijo que para la elección se utilizará un padrón electoral conformado por 18,94 millones de electores.

Los 1276 candidatos que se inscribieron para los comicios deberán entregar hoy todos los requisitos exigidos por la ley a las juntas electorales regionales, a fin de que sean aprobados.

La oposición, que inscribió candidatos unitarios, enfrenta críticas de sus seguidores, ya que denunció un fraude en las elecciones de los 545 miembros de la Constituyente, en la cual no participó, y ahora reconoce la legitimidad del CNE para organizar este nuevo evento.

En las elecciones pasadas, el CNE dijo que participó el 41,53% del padrón electoral u 8,08 millones de electores. Sin embargo, las proyecciones de la oposición indicaron que apenas alcanzó el 12 por ciento.

Después, la empresa Smartmatic, que provee servicios informáticos al CNE, denunció que las cifras de participación fueron manipuladas e infladas en al menos un millón de votos.

Luego de instalarse la Constituyente, la oposición comenzó un proceso de debate sobre su estrategia de protestas contra el gobierno, que tras cuatro meses dejaron 121 muertos. Esto redujo tanto las manifestaciones como la participación en las movilizaciones.

Sin embargo, la oposición advirtió que planea participar en la pelea electoral por las gobernaciones, sin abandonar las protestas.

La coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) se presentó como coalición unitaria en los comicios legislativos del 6 de diciembre de 2015, en los que logró la mayoría parlamentaria al quedarse con 112 de los 167 escaños de la Asamblea Nacional.

El dirigente oficialista Diosdado Cabello, miembro de la Constituyente, dijo que pedirían la inhabilitación de los opositores "violentos" que hayan "atentado contra la patria" y que ahora busquen una gobernación en los comicios.

En tanto, el oficialismo, que tiene bajo su control 20 de 23 gobernaciones, inició ayer la movilización de sus partidarios para calentar una campaña relámpago, cuya fecha de inicio está por definirse.

Por otro lado, la MUD rechazó ayer "la amenaza militar de cualquier potencia extranjera" contra Venezuela, aunque sin mencionar al presidente estadounidense Donald Trump, quien advirtió que podría usar una "opción militar" ante la crisis venezolana.

La alianza opositora repudió en un comunicado "el uso de la fuerza, o la amenaza de aplicar la misma, por parte de cualquier país en Venezuela".

El viernes, Trump aseguró que analizaba "muchas opciones" en el caso venezolano, "incluyendo una posible opción militar si es necesario".

En el comunicado, la MUD acusa a Maduro de "convertir al país en una amenaza regional" y promover una "intervención cubana", refiriéndose a las estrechas relaciones entre Caracas y La Habana desde el ascenso del chavismo al poder en 1999: "Venezuela tiene años intervenida militar y políticamente por Cuba".

Agencias AFP y DPA

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon