Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La estupenda época de los juveniles del voleibol tiene al Sub 23 en la final mundial

logotipo de LA NACION LA NACION 25/08/2017

Las palabras "momento" y "presente" le quedan cortas a este tiempo del vóleibol argentino juvenil: los ya varios años de buenos y muy buenos resultados en los seleccionados nacionales "Sub", que de a poco van encontrando eco en los equipos mayores, llevan a hablar más bien de "época" o "era".

Esta semana puede ser esplendorosa en ese sentido. El Sub 23 masculino accedió a la final por la Copa del Mundio en Egipto, y el Sub 18 femenino se impuso al archirrival y poderoso Brasil en el Mundial de la Argentina, que se desarrolla en Rosario y Santa Fe, y así igualó su mejor desempeño histórico, al llegar a los cuartos de final.

La que los varones sostendrán hoy, a las 13 de Buenos Aires, frente a Rusia será la cuarta definición mundialista en la historia del vóleibol nacional. Las tres anteriores fueron protagonizadas también por conjuntos juveniles masculinos y concluyeron en derrotas por 3 a 2, a manos de la propia Rusia en los sub 21 Brasil 2011 y México 2015, y de Polonia en el sub 19 Argentina 2015.

Los Sub 23 dirigidos por Camilo Soto superaron en la segunda semifinal a Cuba por 4-1: 15-7, 15-7, 11-15, 15-13 y 17-15. Si llama la atención ese resultado, eso se debe a la novedad del esquema de tanteo que se está probando en el campeonato que se efectúa en El Cairo: se juega al mejor de siete sets de 15 puntos.

Con su desempeño en este mundial, esta camada de jugadores nacidos entre 1995 y 1998 confirma su calidad, ya mostrada hace dos años en México, cuando llegó hasta aquella final sub 21. "Jugamos como un equipo y eso es lo que hace la diferencia", destacó el entrenador Soto, luego de un triunfo en el que se destacaron Brian Melgarejo y Germán Johansen, con 17 puntos cada uno.

Los rusos, en tanto, vienen de eliminar a Brasil por un peleadísimo 4 a 3 (11-15, 13-15, 15-11, 17-15, 13-15, 15-13 y 15-8). En la primera rueda habían batido a los argentinos por 4-3 (Grupo B), y ahora son el último escollo para una primera conquista mundial en la historia del vóleibol celeste y blanco.

Las Panteritas

Quedar entre los ocho mejores del planeta es lo mejor que ha logrado un seleccionado femenino Sub 18, y el plantel actual puede superar hoy esa barrera: a las 20 y en Rosario, afrontará contra Dominicana uno de los cuartos de final por la Copa del Mundo.

Las locales vienen de un festejo mayúsculo, el del 3-1 (22-25, 25-23, 25-17 y 25-18 -formato anterior de parciales-) sobre las brasileñas en Santa Fe.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon