Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Justicia de los Estados Unidos levantó la cautelar que suspendía el pago a los holdouts

logotipo de Infobae Infobae 18/06/2014 Infobae
corte de apelaciones nueva york 1170 © corte de apelaciones nueva york 1170 corte de apelaciones nueva york 1170

La Corte de Apelaciones del Segundo Distrito de Nueva York levantó la medida cautelar que le evitaba a Argentina pagar unos 1.330 millones de dólares a acreedores de deuda incumplida, según informó la agencia de noticias Reuters. La decisión fue tomada luego de que la Corte Suprema de los Estados Unidos desestimó el lunes tomar la apelación argentina para intentar evitar o al menos demorar la sentencia.

La medida judicial es un obstáculo para que la Argentina cumpla con el pago de intereses de los bonos Discount por unos u$s228 millones el próximo 30 de junio, debido a que, con el fallo en firme, esos fondos podrían ser embargados para pagar parte de aquellos u$s1.330 millones reclamados por los holdouts que litigaron.

El martes, el ministro de Economía, Axel Kicillof, expresó: "Si una sentencia dice 'suicídense', nosotros no podemos, aunque queramos, responsablemente, ciegamente, aceptar eso que dice".

Kicillof expresó que el Gobierno reafirmaba su compromiso de cumplir con los vencimientos de los acreedores "que aceptaron la quita, que cobraron puntualmente y que tienen bonos en su poder, así que no vamos a permitir que nos impidan pagarles".

"Es por eso que estamos iniciando los pasos para realizar un canje de deuda para pagarla en Argentina y bajo ley argentina", añadió el funcionario.

Kicillof también indicó que dio instrucciones para que los abogados que representan a la Argentina concurran a los tribunales del juez Thomas Griesa para negociar con los holdouts.Sin embargo, ninguna de las dos alternativas será sencilla: ya los tenedores de bonos anticiparon que no están dispuestos a que sus pagos queden bajo jurisdicción de la Justicia argentina, mientras que los acreedores no parecen predispuestos a negociar, ya que tienen a su favor la sentencia de los tribunales norteamericanos para cobrar la totalidad de la deuda. EmbedAnte ese panorama, el gobierno argentino se encuentra en una encrucijada: si paga a los holdouts los u$s1.330 millones, se verá ante la eventual obligación de abonarle también una compensación a los bonistas que ingresaron al canje de deuda y que inicien demandas bajo el argumento del pari passu, establecido en la cláusula de Rights Upon Future Offers (RUFO) del prospecto de emisión de los bonos reestructurados, que determina que por un plazo de diez años, si se ofrece una mejora en los pagos a tan sólo uno de los acreedores, esa mejora deberá ser aplicada a todos los tenedores de bonos. Esa cláusula está vigente hasta fin de este año.Esta mañana, un grupo debonistas italianos ya anticipó que están dispuestos a recurrir a la Justicia para cobrar lo mismo que los holdouts si finalmente la Argentina resuelve cumplir con la sentencia.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, destacó que los distintos bloques del Congreso de la Nación "han brindado el pleno respaldo a la posición argentina, en defensa del interés del país", luego de la reunión que mantuvo –junto a Kicillof y el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini– con la mayoría de los presidentes de los bloques parlamentarios para explicar los alcances del nuevo canje de deuda.

"Todos han coincidido en repudiar la actitud de los fondos buitre y consideraron que este fallo es lesivo contra la soberanía nacional y el interés del pueblo argentino", agregó Capitanich.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon