Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La ley del aborto le da un triunfo político a Bachelet

logotipo de LA NACION LA NACION 22/08/2017

SANTIAGO, Chile.- En su jornada más triunfal desde que está en el gobierno, Michelle Bachelet celebró ayer que el Tribunal Constitucional hubiera votado el rechazo de las objeciones que presentó la oposición al proyecto de ley de aborto en tres causales, uno de los más emblemáticos de su programa.

Los dos requerimientos, presentados por los parlamentarios más conservadores de Chile Vamos, detuvieron durante algunos días el trámite de la ley, que ahora tiene vía libre para ser promulgada y despenalizar así la interrupción del embarazo cuando está en riesgo la vida de la madre, cuando el feto es inviable o cuando ha ocurrido una violación.

"Es un día histórico. Hoy han ganado las mujeres, hoy una vez más ha ganado la democracia, hoy ha ganado Chile", dijo la presidenta en un discurso en el Palacio de La Moneda. "Despenalizar la interrupción del embarazo en estas tres causales es una base de protección y de dignidad para cada una de nuestras compatriotas (...) hemos dado una larga batalla con las armas de la democracia, del diálogo, derrumbando barreras y prejuicios que en el pasado impidieron a cientos de mujeres poder aliviar el sufrimiento de llevar un embarazo inviable", dijo la jefa de Estado.

Los ministros del Tribunal Constitucional rechazaron el requerimiento de Chile Vamos por seis votos contra cuatro.

Llamó la atención el voto de la ministra María Luisa Brahm, cercana a la derecha y nombrada en el organismo en 2013 por Sebastián Piñera, pues su voto evitó el empate.

La impugnación que sí fue acogida, por ocho votos a dos, fue la del estatuto de objeción de conciencia, porque les permite a los médicos y no a sus asistentes, equipos o instituciones, abstenerse de practicar abortos.

Los sectores conservadores salieron a rechazar la medida y el progresismo se dirigió hacia La Moneda para celebrar.

Más tarde, el ex presidente Sebastián Piñera dijo: "Siempre voy a estar a favor de proteger la vida, muy especialmente la de aquellos que están por nacer, que son los más inocentes, los más indefensos", mientras que la Iglesia Católica publicó un comunicado en el que expresa que "resulta incomprensible a la razón que se haya tomado tal decisión (...), desde la fe que profesa una parte importante de la sociedad chilena, la resolución que acaba de ser adoptada y que declara conforme con la Constitución el proyecto de ley de aborto, ofende la conciencia y el bien común de los ciudadanos".

Ana Piquer, directora ejecutiva de Amnistía Internacional en Chile, dijo que con la nueva ley el país se ha "alejado del grupo de la vergüenza que penaliza el aborto sin ninguna excepción" y al cual pertenecen muy pocos Estados.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon