Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La logística, entre los temas que requieren una solución

logotipo de LA NACION LA NACION 13/08/2017

Los desafíos de las economías regionales son varios y, según el lente con el que se los mire, van desde el nivel nacional hasta el espacio dentro de las tranqueras. Para repasarlos estuvieron presentes Diego Fainburg, director académico de Materiabiz Escuela de Negocios; Andrés Mir, investigador asociado del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf); Roberto Basualdo, senador nacional por San Juan y presidente de la comisión de Economías Regionales, y Germán Di Bella, presidente de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA).

Basualdo aportó la visión legislativa sobre los desafíos de las economías regionales: explicó que en la comisión que conduce se presentaron varios proyectos para eliminar las retenciones pero que, hasta el cambio de Gobierno que se dio a fines de 2015, nunca notó voluntad del ejecutivo. Asimismo, destacó tareas del cuerpo que integra como la ley Pyme -que establece menos impuestos y más créditos para las pequeñas y medianas empresas- vigente desde 2016 y el proyecto de reforma de la ley de Mercado de Capitales.

Desde un punto de vista más "tranqueras adentro", Fainburg se refirió a las características de las empresas que aumentan la tasa de perdurabilidad. Explicó que en la Argentina el 18% de la población económicamente activa emprende cada año, pero que el problema es que en los primeros dos años de vida muere el 60% de los proyectos creados y en los primeros seis, el 90%.

¿Cómo huirle a la muerte? "Tiene que ver con pensar actividades radicalmente nuevas", expresó. Remarcó la importancia de la educación y la diversificación en las carreras y especializaciones: "Cuanto más heterogénea sea cada una de las regiones, más posibilidades habrá de pensar en empresas con modelos de negocios genuinos".

Más adelante se trató la cuestión impositiva. Mir aseveró que la Argentina pasó de una presión tributaria medida en términos del PBI de alrededor del 21% en 2001 a un 35% actual y que, si bien el Gobierno "tiene claro" que eso no es viable, se encuentra en una "encrucijada" por "los niveles de déficit récord". Opinó que las provincias aumentaron impuestos "de manera demagógica" y que uno de los gravámenes que representan ese modo de actuar es Ingresos Brutos. "La gente no percibe que lo termina pagando y se aumentaron indiscriminadamente los niveles de alícuotas", aseguró. Y añadió: "Pasó de representar el 57% de la financiación de las provincias al 77% actual".

A ese escenario, Di Bella le sumó la logística -1000 kilómetros terrestres cuestan US$ 65 mientras que trasladar productos desde Rosario hasta China cuesta US$ 39, detalló- y la "falta de inserción internacional". Concluyó: "Los limones de Tucumán tienen poca incidencia a nivel país, pero a nivel regional son muy importantes. Hay que valorizar las economías regionales afuera, buscar una logística que tenga menor incidencia y una baja de impuestos".

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon