Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La mesa chica del presidente Mauricio Macri: quiénes son los tres funcionarios que más escucha

logotipo de LA NACION LA NACION 09/08/2017
La mesa chica del presidente Mauricio Macri: quiénes son los tres funcionarios que más escucha © LA NACION La mesa chica del presidente Mauricio Macri: quiénes son los tres funcionarios que más escucha

El presidente Mauricio Macri es el jefe de un superpoblado gabinete compuesto por 20 ministros, pero su círculo más íntimo al momento de tomar decisiones sobre el futuro del país se reduce a un núcleo duro que puede despertar sorpresas. Entre ellas, la activa participación del radical y fundador de Cambiemos Ernesto Sanz en la mesa chica del poder, por encima incluso de otros referentes como la vicepresidenta Gabriela Michetti, o la cercanía del ministro del Interior Rogelio Frigerio, mayor que la de sus compañeros del Gabinete.

Las ausencias son también notables. No forma parte del núcleo duro de la toma de decisiones cotidianas la diputada Elisa Carrió, que junto a Macri y Sanz conformaron en 2015 Cambiemos. Tampoco hay registros de reuniones entre el Presidente y su asesor estrella, Jaime Durán Barba, algo que llama la atención, a tal punto que podría constituir una irregularidad en el seguimiento de la actividad presidencial.

LA NACION revisó el registro de audiencias del Presidente, que está obligado a completar por ley cada vez que mantenga una reunión en la hay gestión de intereses que busquen influir en las decisiones del Gobierno.

En el último año, nadie tuvo más encuentros de trabajo (no se cuentan los informales) que Mario Quintana, el vicejefe de Gabinete y una de las espadas de Marcos Peña en materia de gestión pública. Quintana mantuvo 116 encuentros desde julio del año pasado.

El segundo entre los que más vio a Macri es Gustavo Lopetegui, compañero de Quintana, con 107 encuentros.

Tanto Quintana como Lopetegui responden a Marcos Peña, que aparece con 68 reuniones en un año. Con una salvedad: los despachos del jefe de Gabinete y Macri son contiguos, por lo que basta que uno u otro caminen algunos pasos para estar en contacto con el otro. Peña es el hombre político, mientras que los ex empresarios hacen un trabajo pormenorizado sobre la gestión del Estado.

Aunque les pueda resultar antipático al resto de los ministros, sólo Frigerio parece estar en la primera fila que rodea al Presidente. De hecho, se reunió con él 66 veces en 12 meses.

El quinto lugar no es para un funcionario en ejercicio. Ernesto Sanz, que tras la victoria en las elecciones anunció que no quería cargos en el Gobierno, es uno de los más activos al momento de intercambiar palabras con Macri. Registró 56 reuniones, más que Michetti (47).

La hiperactividad presidencial de Sanz se aceleró en el último mes previo a las PASO. Nadie mantuvo más encuentros de trabajo con Macri que Quintana y el líder radical, que mantuvo al menos siete reuniones de trabajo con el Presidente. Una prueba incontrastable de vigencia al momento de tomar decisiones en tiempos de campaña electoral.

Otro que sumó minutos con Macri en el último mes es el senador Federico Pinedo, quien ocupó su cargo por algunas horas en una presidencia provisoria en medio del forcejeo por el traspaso de mando entre Cristina Kirchner y el Presidente, en 2015.

Quienes conocen a Elisa Carrió justifican su ausencia sin sobresaltos. La precandidata a senadora de Cambiemos en Capital tiene contactos directos con Macri cada vez que lo cree necesario, en especial por teléfono.

Fuera del círculo más frecuente, los ministros Jorge Triaca (Trabajo) y Francisco Cabrera (Producción) están entre los que más frecuentan a Macri. En el último tiempo se sumó el titular de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon