Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La presidencia de Temer pende de fallo judicial en Brasil

logotipo de Associated PressAssociated Press 08/06/2017 Por PETER PRENGAMAN y SARAH DiLORENZO

RÍO DE JANEIRO (AP) — Los jueces del máximo tribunal electoral de Brasil debatían el jueves si analizarán nuevas pruebas potencialmente dañinas antes de dictar una sentencia que podría costarle su trabajo al presidente Michel Temer. Era su tercer día de deliberaciones.

El Tribunal Superior Electoral debe resolver si la campaña de 2014 del presidente Michel Temer, entonces candidato a vicepresidente y la presidenta Dilma Rousseff recibió donaciones ilegales. Los dos lo han negado.

El caso es solo uno de varios que amenazan la presidencia de Temer, sumida en escándalos desde que asumió el año pasado para suceder a Rousseff, destituida por haber manejado ilegalmente el presupuesto federal. Su índice de popularidad ha caído por debajo del 10% y ha sido denunciado por presuntamente aprobar el pago de un soborno a un exlegislador que ha sido condenado y está preso por corrupción.

En el caso electoral, los jueces disienten acerca de si tomar en cuenta nuevas pruebas de donaciones ilegales que han salido a la luz en la investigación de la gran corruptela conocida como "Operación Lavado de Autos". Las pruebas derivan de confesiones efectuadas por implicados en la corrupción a cambio de una rebaja en sus sentencias.

La defensa sostiene que las pruebas del caso fueron presentadas hace tiempo y que las nuevas revelaciones deben ser excluidas. Algunos jueces parecen coincidir, pero otros dicen que deben ser admitidas.

La fase de juicio del proceso debía durar tres días de manera que el jueves hubiera una votación, pero el tribunal programó sesiones para el viernes y el sábado en caso de que sean necesarias.

El fallo sobre la admisibilidad de las nuevas revelaciones sería un buen indicio de cómo se inclinaría la corte en la cuestión más importante, de si debe destituir a Temer. El debate el jueves por la mañana fue por momentos ríspido, pero también hubo risas cuando un juez olvidó el apellido de uno de los principales actores en el Lavado de Autos.

El presidente del tribunal, Gilmar Mendes, un viejo amigo de Temer, dijo que se debe ser cauteloso, ya que si la corte anula la elección de 2014, será un pronunciamiento contra la voluntad popular.

Si el Tribunal Superior Electoral concluye que esa fórmula electoral recibió fondos ilegales, su victoria sería anulada y Temer sería despojado de la presidencia. Sin embargo, el mandatario podría apelar y ya ha dicho que está dispuesto a hacerlo.

___

Sarah DiLorenzo reportó desde Sao Paulo.

image beaconimage beaconimage beacon