Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La presidencia de Temer pende de fallo judicial en Brasil

logotipo de Associated PressAssociated Press 08/06/2017 Por PETER PRENGAMAN y SARAH DiLORENZO, Associated Press

RÍO DE JANEIRO (AP) — Con la presidencia de Brasil pendiendo de un hilo, la mayoría de los jueces del máximo tribunal electoral del país decidieron el jueves que podrían no admitir las nuevas pruebas de presuntas contribuciones ilegales de campaña para dirimir un caso que podría costarle su trabajo al presidente Michel Temer.

El Tribunal Superior Electoral debe resolver si la campaña de Temer, entonces candidato a vicepresidente, y de la presidenta Dilma Rousseff recibió donaciones ilegales en 2014. Los dos lo han negado.

Las nuevas pruebas provienen de acuerdos de culpabilidad entre fiscales y algunos ejecutivos que trabajaron en la empresa de construcción Odebrecht, la cual está en el núcleo de la mayor investigación sobre corrupción en la historia de Brasil. Esta pesquisa indaga sobornos y otros pagos realizados en la compañía petrolera Petrobras y ya ha implicado a varios políticos y empresarios de renombre.

La defensa argumentó que las pruebas obtenidas de los acuerdos deberían ser excluidas porque la evidencia del caso fue entregada hace mucho tiempo y que estas nuevas pruebas no deberían de ser consideradas. En un largo debate, cuatro de los siete jueces del tribunal estuvieron de acuerdo con la defensa, lo que podría indicar una cierta inclinación para absolver a Temer y Rousseff.

El juez Herman Benjamin, quien fue nombrado por el tribunal para evaluar el caso, será el primero en emitir su voto en el caso y ha empezado a dar lectura a su argumentación. Resumió que la evidencia en el caso indica un financiamiento ilegal en la campaña.

“Todo recae en el continuo abuso del poder político y económico, cuyos efectos sin lugar a dudas se han dejado sentir en el sistema electoral”, dijo Benjamin.

El caso es solo uno de varios que amenazan la presidencia de Temer, la cual está sumida en escándalos desde que remplazó a Rousseff, quien fue destituida el año pasado por haber manejado ilegalmente el presupuesto federal. Su índice de popularidad ha caído por debajo del 10% y ha sido denunciado por presuntamente aprobar el pago de un soborno a un exlegislador que ha sido condenado y está preso por corrupción.

La fase de juicio del proceso debía durar tres días de manera que el jueves hubiera una votación, pero el tribunal programó sesiones para el viernes y el sábado en caso de que sean necesarias.

El debate el jueves por la mañana fue por momentos ríspido, pero también hubo risas cuando un juez olvidó el apellido de uno de los principales actores del caso “Autolavado”.

El presidente del tribunal, Gilmar Mendes, un viejo amigo de Temer, dijo que se debe ser cauteloso, ya que si la corte anula la elección de 2014, será un pronunciamiento contra la voluntad popular.

Si el Tribunal Superior Electoral concluye que esa fórmula electoral recibió fondos ilegales, su victoria sería anulada y Temer sería despojado de la presidencia. Sin embargo, el mandatario podría apelar y ya ha dicho que está dispuesto a hacerlo.

___

Sarah DiLorenzo reportó desde Sao Paulo.

image beaconimage beaconimage beacon