Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Presidenta cierra la Semana de Mayo con una gran movilización

logotipo de LA NACION LA NACION 25/05/2015

© corbis En la antesala de lo que será este lunes el cierre de la semana de festejos por el 25 de Mayo, la presidenta Cristina Kirchner entregó ayer el sable corvo del general José de San Martín al Museo Histórico Nacional en una ceremonia corta y sin discurso. Su mensaje central lo dará esta tarde, pasadas las 18, en el que reclamará que el próximo gobierno garantice la continuidad de las principales políticas de estos doce años del kirchnerismo en el poder.

El Gobierno espera una multitud hoy en la Plaza de Mayo para celebrar el final de una semana cargada de festejos con una fuerte movilización política al filo del comienzo de la campaña electoral. Al menos hasta ayer no estaba previsto que Cristina Kirchner hiciera anuncios de gestión. Según describieron funcionarios nacionales, se espera que la Presidenta ensaye un repaso de los logros económicos y apunte a resaltar la polarización entre dos modelos, de cara a las elecciones presidenciales. Hará, además, una fuerte defensa del rol del Estado como garante de la dinámica económica y cerrará con un pedido para que el pueblo se empodere de los derechos conquistados.

Esa línea fue la que usó la Presidenta en sus discursos de esta última semana, una suerte de balance y reclamo a los candidatos de su partido para que el próximo gobierno garantice la actual política. Antes de su discurso, Cristina Kirchner estará al mediodía en Luján, en el tradicional tedeum, rodeada de todo su gabinete, gobernadores, intendentes y dirigentes políticos. Lorenzetti, invitado Desde la Casa Rosada se reservó un lugar para el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, con quien el Gobierno mantiene un largo enfrentamiento. Como sucedió en la mayoría de las fechas patrias que protagonizó el kirchnerismo, esta vez volverá a haber dos tedeum. El de Luján, con la Presidenta, y el de la catedral metropolitana, al que asistirá el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri. Sólo el año pasado se unieron para celebrar juntos.

Pero por ser su último 25 de Mayo en el gobierno, Cristina quiso volver a la Basílica de Luján, restaurada por Néstor Kirchner en una de sus primeras medidas de gobierno. Ayer, antes del cierre de la Semana de Mayo, la Presidenta participó de la ceremonia de entrega del histórico sable de San Martín que salió del Regimiento de Granaderos en un desfile por las calles de la ciudad hasta llegar a Parque Lezama, donde está el museo en el que lo recibió Cristina Kirchner. El acto fue transmitido por cadena nacional, pero no hubo discursos. La Presidenta lo tomó y lo colocó en la vitrina que servirá para exponerlo junto a las armas de Manuel Belgrano, Manuel Dorrego y Juan Manuel de Rosas.

En su paso hacia el Museo Histórico Nacional, el sable fue bendecido por Mario Poli, arzobispo de Buenos Aires, en la Catedral. El Gobierno montó en el centro porteño muestras relacionadas con la política del Gobierno en áreas como el campo, la ciencia y la tecnología y la industria. Anoche, en medio de los preparativos para el acto de esta tarde, ya eran removidos para facilitar el acceso a la Plaza de Mayo. Los festejos del último día patrio que diseñó la Presidenta comenzarán a las 16 con recitales. Tras el discurso de Cristina, cerrarán Molotov, La Ley y Bersuit.

ÚLTIMO DÍA DE CELEBRACIONES

Tedeum

A las 12 comenzará la tradicional celebración religiosa. La Presidenta decidió este año volver a realizarla en la Basílica de Luján. Allí recorrerá las últimas obras de refacción con fondos del gobierno nacional. En tanto, en la catedral metropolitana estará Mauricio Macri, a las 11

Recitales

Comenzarán desde las 16 en el escenario montado de espaldas a la Casa Rosada. El Gobierno espera una fuerte movilización política de las organizaciones kirchneristas para hacer la última demostración de fuerza antes de las elecciones

Discurso

La Presidenta hablará en cadena nacional después de las 18. Dará su mensaje con eje en la defensa de su gobierno y reclamará que el pueblo exija mantener las conquistas sociales. Después seguirán los últimos recitales.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon