Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La primera decisión fuerte de Sampaoli: por qué apostó por Icardi

logotipo de LA NACION LA NACION 12/08/2017

Cuarenta y cinco minutos de juego en Melbourne y una hora de charla en Londres terminaron por convencer a Jorge Sampaoli de que Gonzalo Higuaín no debía estar en la reanudación de las eliminatorias. Al menos por ahora, la selección argentina seguirá su camino sin él. No es un castigo ni una proscripción. Hay razones futbolísticas, y también se filtran algunas sensaciones anímicas.

En la consideración del entrenador, no es el N°9 adecuado para el estilo de su Argentina. Lo intuía y lo advirtió en el primer tiempo que jugó ante Brasil, en el debut de su ciclo, pero Sampaoli evaluó que ese partido no podía ser condenatorio porque se trataba del final de una desgastante temporada. En el encuentro personal del 5 de agosto pasado, en el hotel Hilton Wembley de la capital británica, el técnico detectó la mochila emocional que arrastra el goleador. A sus argumentos estratégicos se sumó un rival traicionero, probablemente más condicionante: el fantasma psicológico.

La primera decisión fuerte de Sampaoli: por qué apostó por Icardi © LA NACION La primera decisión fuerte de Sampaoli: por qué apostó por Icardi

La condena social por su protagonismo en las tres finales perdidas altera a Higuaín. Hace algunos meses, un alto dirigente de Juventus le confió al círculo íntimo del delantero: "Dos días antes de sumarse a una convocatoria de la selección, Gonzalo cambia, se lo nota tenso y angustiado". Sampaoli lo advirtió. Y el entrenador, antes de viajar a Europa para entrevistarse con una veintena de futbolistas, había alertado: "Los jugadores que veamos con cierto grado de presión, difícilmente participen". Cumplió. El DT partió de Buenos Aires con dos N°9 en la cabeza, Icardi e Higuaín, mientras el olvido de Agüero fue intencional. Quería desafiarlo. La rebeldía del Kun lo subió a la lista, la turbación de Higuaín lo bajó.

Recorrer los equipos de Sampaoli permite descubrir que la figura del N°9 tradicional no aparece entre sus favoritas. En la Argentina debió reconsiderar su paladar por la jerarquía de variantes que ofrece la posición. Y es Agüero el jugador que más le gusta para el puesto y probablemente el que mejor se acople con Messi, pero el Kun todavía debe aceptar e incorporar otras funciones vinculadas con los retrocesos y la ocupación de los espacios. Para el ayudante de Sampaoli, Sebastián Beccacece, el indicado es Icardi. En definitiva, coinciden en algo: Higuaín queda retrasado.

Con la mira en el vital clásico frente a Uruguay del 31 de agosto, en el Centenario, fuentes cercanas al DT le confiaron a la nacion que Icardi parte con ventaja. ¿Por qué? Primero, porque ya está sano; superó una traicionera distensión muscular que sufrió el 14 de mayo. Sumó algunos minutos de pretemporada con Villarreal, hoy jugará un amistoso ante Betis y el otro fin de semana abrirá normalmente con Inter la Liga italiana. Sampaoli entiende que el clásico rioplatense demandará una referencia entre los centrales adversarios, una tarea de fricción y atención que podría generarle espacios a Messi. Y, además, Icardi le ofrecerá centímetros, altura para batallar en las dos áreas contra Godín, José María Giménez, Cavani y Luis Suárez. La Argentina es un equipo bajo.

Sampaoli no ahorró elogios para Icardi en la gira por Australia y Singapur. El rosarino no se la perdió aunque siempre supo que su lesión no le iba a permitir entrar ni un minuto. "Aún cuando no pudo jugar, su aporte habla muy bien de un profesional que vino sabiendo que lo más probable era que no pudiera jugar, mientras sí hubiese podido estar disfrutando de sus vacaciones. Es elogioso y para destacar su actitud en esta gira", destacó entonces el entrenador.

El día de la presentación oficial del DT de Casilda, sus invocaciones a la patria y sus referencias nacionalistas acapararon la conferencia. Ayer apareció su mejor discípulo. En esa dirección se expresó Icardi, a través de sus redes sociales. Escribió: "Me llega esta hermosa noticia, de nuevo estar vistiendo la camiseta más linda del mundo, que representa a cada uno de nosotros, los argentinos, nuestra patria, nuestro País. Es por eso que hoy doy gracias a todos los que confiaron en mí. No me gusta hacer promesas pero si de una cosa estoy seguro es de que lo dejaré todo por vos, mi querida Argentina". Icardi apenas registra un paso de 9 minutos por la selección mayor, el 15 de octubre de 2013, cuando reemplazó a Augusto Fernández. ¿El adversario? Uruguay.

A Sampaoli hay que atenderlo, entrega pistas todo el tiempo. También en la conferencia de presentación, explicó: "Queremos que venga Leo, no que venga Messi, queremos la versión más placentera, la más genuina, y que se sienta muy feliz. Y como él, todos. Que venga Gonzalo, que venga Ángel?" Cuando estuvieron cara a cara, Sampaoli entendió que el que estaba enfrente era Higuaín.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon