Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Selección viaja a Brasil y esperará en Belo Horizonte la hora del debut

logotipo de Infobae Infobae 09/06/2014 Infobae

Los jugadores están citados para las 9 en el predio de Ezeiza, para hacer una hora y media después su último entrenamiento en tierra argentina, y tras el almuerzo partir en un vuelo charter a Belo Horizonte alrededor de las 15 y aguradar por el debut ante Bosnia-Herzegovina el próximo domingo.

Se estima que la atracción por un equipo liderado por Lionel Messi y con chances de llegar alto haya una masiva presencia a las puertas del predio de AFA y también a lo largo de la autopista Riccheri hasta el aeropuerto internacional Ministro Pistarini.

Allí abordará un avión Boeing 737-700 de Aerolíneas Argentinas ploteado con las imágenes del seleccionado que lo llevará al aeropuerto de Belo Horizonte.

Desde allí la delegación transitará 20 kilómetros en micro hacia Cidade do Galo, el complejo habitacional y deportivo del Atlético Mineiro.

En dos días comenzará el Mundial en el estadio Itaquerao de la conflictiva San Pablo pero el entrenador Alejandro Sabella tendrá cinco días para alistar al equipo y recuperar a seis lesionados.

El sábado, a poco de comenzar el partido ante Eslovenia, el volante Lucas Biglia salió con un traumatismo en el muslo derecho y al terminar ese encuentro Javier Mascherano un golpe en las costillas.

Pablo Zabaleta, con un traumatismo de tobillo izquierdo, Gonzalo Higuaín con un golpe en el tobillo derecho y el zaguero Ezequiel Garay, con un traumatismo en el muslo derecho, no jugaron ninguno de los dos amistosos.

Rodrigo Palacio es el que se llevó la peor parte ante Trinidad Tobago, al sufrir un esguince de tobillo derecho, en tanto el defensor Martín Demichelis tuvo un traumatismo en el tobillo derecho.

Los objetivos a viva voz de acuerdo al técnico y los jugadores es superar los cuartos de final que no se logra desde hace 24 años, pero en el fuero interno el equipo, con la estrella de Messi, quiere levantar por tercera vez la Copa que otros futbolistas argentinos alzaron en 1978 y 1986.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon