Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La suspensión causó sorpresa y malestar en Comodoro Py

logotipo de LA NACION LA NACION 18/08/2017

Los jueces federales de Comodoro Py 2002 reaccionaron ayer con una mezcla de sorpresa e indignación ante la jugada del macrismo en el Consejo de la Magistratura que permitió suspender al camarista Eduardo Freiler, denunciado por sus bienes y resistido por sus fallos en beneficio de Cristina Kirchner.

Los federales interpretaron que la suspensión de Freiler es un mensaje al resto de los magistrados. Según interpretaron, la circunstancial mayoría que reunió el oficialismo y que permitió la suspensión implica una advertencia sobre lo que puede ocurrir con la nueva conformación del Consejo de la Magistratura.

Entre algunos de los jueces consultados por LA NACION también hubo críticas a sus representantes en el Consejo de la Magistratura que votaron contra Freiler: Luis María Cabral y Leónidas Moldes.

Gabriela Vázquez, que acompaña siempre al kirchnerismo, votó en contra.

La Asociación de Jueces Federales (Ajufe) no se pronunció sobre la suspensión de uno de los suyos y uno de sus integrantes dijo que el escandaloso debate en el Consejo de la Magistratura ni siquiera mereció un mensaje en el grupo de WhatsApp de los directivos de la entidad. Pero al mismo tiempo reconocieron que, si bien no se pronunciaron en contra, tampoco hicieron ninguna manifestación explícita de apoyo.

Uno de los jueces que están en la mira del Gobierno analizó que con la votación de ayer se abrió una grieta en el dique que sostenía a la oposición en el Consejo, pero que esa grieta fue rápidamente sellada ayer a mediodía con la jura de Mario Pais como nuevo consejero, ante la atenta mirada de Miguel Ángel Pichetto y Ricardo Lorezentti. Interpretó que la votación fue un mensaje político para Comodoro Py y para los votantes, después de las elecciones del domingo.

Indignados, otros colegas -aun los más alejados del kirchnerismo-dijeron que el Consejo provocó "un daño institucional enorme" al hacer funcionar el cuerpo. "Los representantes de los jueces -que son los que deben velar por la legalidad- acompañaron un episodio trucho", se lamentó uno de los jueces más políticos de Comodoro Py.

Freiler estaba solo y tenía pocas adhesiones de sus colegas, que se abstuvieron. Otros jueces especularon que Freiler no va a renunciar. Podría haberlo intentado antes como mecanismo de control de daños, pero la oportunidad para hacerlo ya pasó. "Ahora tiene que pedir por favor que le acepten la renuncia", ironizó un magistrado.

En la otra punta del arco ideológico, otros jueces también criticaron la votación: "Es gravísimo, una barbaridad. Acciones tan graves como remover a un camarista deben hacerse con transparencia y absoluto respeto por los mecanismos institucionales", dijo otro magistrado federal cercano a Freiler, que cuestionó que se remueva a un juez por el contenido de sus sentencias.

Otro magistrado analizó que la suspensión de Freiler generó además un problema institucional entre el Consejo de la Magistratura y el Senado, pues se votó prescindiendo de uno de los integrantes representante del bloque del PJ en la Cámara alta. "Actuaron como peronistas y el kirchnerismo, como los radicales", comparó otro juez.

La notificación del Consejo de la Magistratura de la suspensión de Freiler llegó ayer antes de mediodía al despacho del segundo piso de Comodoro Py 2002 del presidente de la Cámara Federal, Martín Irurzun. Nadie pudo notificar oficialmente al camarista porque su despacho, en el mismo piso, estaba vacío: ayer estuvo ausente con una sorpresiva licencia.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon