Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La violencia ensombrece el torneo Apertura de Colombia

logotipo de Associated PressAssociated Press 06/04/2017 Associated Press

BOGOTA (AP) — La violencia ensombrece el torneo Apertura del fútbol colombiano pese a la aplicación de duras penas, cierre de fronteras a las barras más conflictivas y el refuerzo de las medias de seguridad.

El cierre de fronteras adoptado por algunas alcaldías en coordinación con la policía consiste en impedir el ingreso a las ciudades de los grupos más agresivos, y en los duelos de mayor tensión se prohíbe la presencia en los estadios de los hinchas de conjuntos visitantes.

La undécima jornada fue marcada por el asesinato el domingo de Carlos Andrés Virviescas, seguidor de Alianza Petrolera, líder de la barra Aurinegra. Virviescas fue atacado con arma blanca cuando intervino para tratar de contener una riñas entre barrabravas de su equipo y Millonarios de Bogotá a las afueras del estadio de Alianza Petrolera en Barrancabermeja, a unos 400 kilómetros al nororiente de Bogotá.

Dos hinchas de Millonarios fueron detenidos el miércoles cuando intentaban abordar un avión en el aeropuerto de Bucaramanga con destino a Bogotá. Uno de ellos aceptó el cargo imputado de homicidio agravado.

La muerte de Virviescas provocó consternación entre los hinchas de Alianza Petrolera y la policía de Barracabermeja elogió la tarea que la víctima desarrollaba en procura de un balompié sin violencia.

El asunto no para con lo sucedido en Barrancabermeja, y los integrantes de Once Caldas de Manizales —campeón de la Copa Libertadores en 2004— reciben a diario insultos de sujetos encapuchados y de la barra Holocausto Norte. La agresión, que a menudo incluye el lanzamiento de huevos, ocurre en el estadio Palogrande donde practica el equipo blanco.

Caldas figura en el puesto 14 entre 20 clubes con 12 puntos, 14 menos que el líder Atlético Nacional.

"Debido a los malos resultados deportivos durante los últimos siete meses, la barra pide la salida del técnico (Hernán Lisi) quien en un proceso competitivo no ha demostrado estadísticas positivas para el equipo", indicó la barra en una nota dirigida a los responsables del Caldas. Lisi fue ratificado en el cargo.

Los miembros de Deportivo Cali recientemente también fueron foco del hostigamiento de algunos hinchas y terminó con el despido del técnico Mario Alberto Yepes, capitán de Colombia en el Mundial de 2014 en Brasil.

Cuatro entrenadores perdieron el puesto luego de 11 fechas.

image beaconimage beaconimage beacon