Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Largas filas de autos para conseguir gasolina en Montevideo

logotipo de Associated PressAssociated Press 12/06/2017 Associated Press

MONTEVIDEO (AP) — Largas filas de automovilistas podían verse el lunes en las pocas estaciones de servicio de la capital uruguaya que tenían combustible a la venta debido a una protesta en la petrolera estatal Ancap.

Daniel Añón, presidente de la Unión de Vendedores de Nafta del Uruguay, dijo a radio Universal que 95% de las gasolineras no tenían combustible mientras el presidente Tabaré Vázquez advirtió que “tomaremos las medidas que tengamos que tomar para que a los uruguayos no les falten combustibles ni elementos de calefacción”. Sin embargo, no aclaró cuáles serían esas medidas.

La falta de gasolina se origina en una protesta del sindicato de la petrolera estatal Ancap que ha reducido sus horas de trabajo diarias provocando el desabastecimiento.

El sindicato resiste una decisión del gobierno de eliminar un servicio de salud exclusivo para los trabajadores de la deficitaria empresa. El gobierno pretende que los empleados de Ancap se atiendan en los mismos servicios de salud del resto de la población. La ministra de Industria y Energía, Carolina Cosse, dijo que la situación de la cual gozan los funcionarios de la petrolera “roza el privilegio”.

El sindicato, por su parte, ha divulgado un video en el que señaló que “el servicio médico es una conquista, no un privilegio” y agregó que “está luchando para que no vendan a privados la salud de sus funcionarios”.

Las autoridades de Ancap han tomado en los últimos meses diversas medidas para intentar reducir el déficit anual de la empresa.

En 2016 el Parlamento aprobó una inyección de capital por 872 millones de dólares para Ancap, la mayor empresa del país, para que no quebrara. Los balances de la empresa durante el gobierno de José Mujica (2010-2015) arrojaron cientos de millones de dólares de pérdidas.

Las cuentas de la empresa pública están siendo investigadas por la justicia tras una denuncia conjunta de los tres principales partidos de la oposición. El presidente de la compañía durante el gobierno de Mujica fue Raúl Sendic, actual vicepresidente y titular del Parlamento.

En las últimas horas, medios de prensa divulgaron que Sendic usó una tarjeta corporativa de la empresa para hacer compras en supermercados, joyerías, tiendas de vestimenta y artículos para el hogar. El vicepresidente respondió que se trató de gastos propios de su gestión originados en “situaciones extremas”.

Ancap tiene el monopolio de la importación y refinación del petróleo en Uruguay. A pesar de múltiples intentos, nunca descubrió un yacimiento en el país.

image beaconimage beaconimage beacon