Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las últimas noticias sobre el cáncer en América Latina

logotipo de Infobae Infobae 10/04/2014 Daniela Blanco

Dentro de un contexto aún desolador para el cáncer en América Latina; aparecen en las diversas comunidades científicas destellos auspiciosos para la región. El mayor consenso se instala en la fundamental importancia de la concientización sobre la detección temprana de la enfermedad que es hoy la diferencia vital entre la vida y la muerte.

Hoy si bien los casos de cáncer detectados en los países latinoamericanos son menores que en Europa y Estados Unidos; la carga de mortalidad es mayor debido a que se detectan en etapas avanzadas por lo que se hace imprescindible contar con tratamientos accesibles y comunidades alertas e informadas para cambiar el escenario.

Este contexto ayuda a comprender por qué entre las conclusiones fundamentales de una jornada científica figura que el cáncer debe integrarse a la agenda de temas y formatos populares como las novelas y las películas para que así "se entrometa de prepo" en la vida cotidiana de la gente.

Este fue el "leiv motiv" y objetivo fundamental de las jornadas científicas internacionales "Oncology Day" realizadas la semana pasada en pleno corazón de México DF y organizadas por el laboratorio global Bayer.

El marco para estas jornadas educativas y de divulgación regional que organizó Bayer fue el imponente Instituto Nacional de Cancerología de México (INCAN). Allí se reunió un dream team de oncólogos mexicanos para debatir y sistematizar los últimos adelantos, investigaciones y tratamientos sobre los distintos tipos de cáncer en la región.

cancer celula 1170.jpg © cancer celula 1170.jpg cancer celula 1170.jpg

El INCAN es un tipo de instituto oncológico que podría ser homólogo en la Argentina del prestigioso Instituto de Oncología Angel Roffo pionero en su especialidad en todo el continente americano.

Los expertos mexicanos coincidieron en que la detección temprana es la clave para el cáncer del siglo XXI, que aún no puede abandonar el estatus de pandemia ya que sólo en 2012 murieron 8,2 millones de personas en todo el mundo. Cifra que incluye 4 millones de muertes prematuras, es decir personas entre los 30 y 69 años.

Jaime de la Garza, médico oncólogo mexicano, ex presidente y actual investigador del INCAN explica a Infobae: "La educación es un hecho fundamental para combatir el cáncer en el contexto de los países latinoamericanos "La educación es un hecho fundamental para combatir el cáncer en el contexto de los países latinoamericanos para concientizar a las personas sobre la importancia trascendental que tiene la detección temprana: es la diferencia entre la vida y la muerte".

Y esta idea de la educación como eje primordial para derrotar al cancer atraviesa como una daga a todos los estratos sociales y países alrededor del mundo en donde se repite como un patrón homogéneo que los pacientes llegan al consultorio con la enfermedad en estadios avanzados donde sólo se puede hablar de margenes y expectativas de sobrevida pero no de cura.

-¿Qué sucede hoy en el mundo con el cáncer?, se pregunta el oncólogo de la Garza. El 60% de las mujeres llegan con cánceres avanzados. Allí la discusión de los especialistas es otra: qué posibilidades de sobrevida podemos ofrecerle a ese paciente cuando ya no hay otra opción . Queda un sólo camino y nuestra misión es hacerlo lo más largo posible y con la mejor calidad.

La edad en la que se presenta el cancer en América Latina es 10 años antes que en los Estados Unidos y la década más golpeada es a partir de los 40 años.

Y el especialista mexicano aporta: "según los especialistas mexicanos hay muchos médicos generalistas que no saben de cáncer y no pueden detectar a tiempo síntomas, no piden estudios específicos en pacientes con factores de riesgo. Hay que educar mejor también a los médicos".

El doctor Abelardo Meneses director general del INCAN agrega a Infobae: "el acceso a los medicamentos sobre todo en poblaciones vulnerables es central. En pleno siglo de la hiperinformación aún sobre el cáncer se habla poco. La mayor causa de muerte es el diagnóstico tardío. Hay que profundizar en el diagnóstico oportuno y también hay que profesionalizar cada vez más a la ciencia. Y aprovechar más que nunca las diferentes plataformas digitales para que la gente entienda la dimensión que tiene la detección temprana en esta enfermedad".

En México específicamente dispara Meneses con una población de 120 millones de habitantes se detectan 100 mil casos nuevos de cáncer por año y el cáncer es la tercera causa de muerte. Dentro de los tipos de cáncer que más afectan a las mujeres están el cáncer de mama, el cérvico uterino y el de estómago son atroces. Y en los hombres el de próstata, pulmón y estómago.

El cáncer en el 70% de los casos se cura. Dice Meneses: Para aumentar este número creo fervientemente que hay que invertir de manera creativa, actual y moderna en diferentes formas de divulgación.

"Hay que incorporar estos temas en las novelas de alcance popular y en el cine es la manera más efectiva", coincide De la Garza .

La concientización es el primer paso hacia la detección precoz y la mejora del pronóstico del cáncer. Para muchos cánceres, como el de mama, el de cuello uterino, el de piel, el bucal, el colorrectal y determinados cánceres infantiles, los beneficios de la detección precoz son indiscutibles. Sobre oncología infantil paradójicamente - al presentarse mucho menos casos en el mundo - los avances de la ciencia son menores.

Los números de la región

La previsión para el 2025 es que el número de muertes prematuras por cáncer en el mundo se elevará a la cifra de 6 millones al año. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que se podrían salvar un millón y medio de vidas por año si se logra el objetivo de reducción del "25% para el 2025", acordado por todos los países miembro en la última asamblea de la OMS celebrada en Ginebra, en mayo de 2013.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el cáncer es una de las principales causas de mortalidad del mundo al representar el 13% del total de fallecimientos registrados. De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud en 2012 en el continente americano el cáncer ocasionó 1.3 millones de muertes de las cuales el 47% ocurrieron en poblaciones de países de América Latina y el Caribe.

Germán Calderillo, jefe del departamento de oncología médica del INCAN contextualiza las cifras: "Cuando el cáncer es identificado en estadios avanzados, el objetivo primario es contribuir a mejorar y extender la vida de los pacientes a través de terapias que prolonguen la supervivencia en enfermedades como el cáncer de próstata y el cáncer colorrectal metastásicos".

A fines del 2013, una investigación de la revista especializada The Lancet Oncology fue categórica respecto del futuro de las enfermedades oncológicas en general y de nuestra región en particular.

El informe señaló 13 muertes por cada 22 casos de cáncer en la región de América Latina contra 13 muertes cada 37 casos en los Estados Unidos y 13 muertes cada 30 casos en Europa.

Los investigadores estiman que para 2030, 1,7 millones de casos de cáncer serán diagnosticados en Latinoamérica y el Caribe y habría más de un millón de muertes anualmente debido al cáncer.

Paul Goss profesor estadounidense de la Escuela de Medicina de Harvard fue quien lideró el equipo de expertos que realizó el informe para The Lancet: " Los países latinoamericanos han centrado su inversión en salud en la prevención y el tratamiento de enfermedades infecciosas, mientras el gasto en enfermedades no contagiosas, como el cáncer, no ha seguido el mismo ritmo", destacó.

El informe explica que aunque han habido avances importantes en este campo en países como México, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Guatemala , Uruguay y Venezuela la inversión general en el control del cáncer en América Latina sigue siendo limitada . Algunos países como Bolivia Jamaica o Perú destinan apenas el 5% del PBI y otros como Costa Rica el 11%.

Esta misma brecha hace que se carezca de una política regional articulada en salud que incluya programas de prevención, detección temprana, diagnóstico, tratamiento, rehabilitación y seguimiento a largo plazo de la superviviencia, cuidados paliativos y de la etapa final de la vida.

Ciencia para una vida mejor

Será clave la futura participación de América Latina en investigación clínica esencial particularmente con ensayos de nuevos regímenes de tratamiento y terapias que se dirijan a mutaciones tumorales específicas

Christoph Geueke, presidente de Bayer HealthCare Pharmaceuticals para América Latina explica a Infobae: "En el campo de la oncología somos muy optimistas para el 2014 ya que anticipamos en la región un crecimiento impulsado por lanzamientos de productos innovadores. Lo que en Bayer llamamos la medicina especializada"

El refuerzo de la posición en América Latina de Bayer es a través del lanzamiento de productos innovadores . Las ventas de la farmacéutica alemana en 2013 registraron un aumento del 7.4% alcanzando los 1.118 millones de euros. De ese total el 11% aproximadamente lo destinan a medicamentos para oncología.

Gerhard Albrecht director médico de Bayer México, Centroamérica y el Caribe pone el foco en las patentes y las innovaciones: "En cada uno de los países de América Latina las autorizaciones de las patentes son diferentes. Y tienen lógicas de aprobación distintas. Una de nuestra obsesiones en este proceso es lograr todo lo necesario para garantizar todos los procesos de seguridad. Somo obsesivos en el desarrollo de la conducta de farmacovigilancia.

Tratamientos: lo nuevo, lo que se viene

La FDA aprobó recientemente el cloruro de radio 223 para tratar a pacientes en fase avanzada de cáncer de próstata metastásico. Es decir cuando cuando ya se ha propagado a los huesos.

En el marco del Oncology Day el tratamiento con cloruro de radio fue realmente un momento de mucha expectativa y esperanza para mejorar el pronóstico en este tipo de casos. El cloruro de radio 223 es un agente terapéutico radioactivo emisor de partículas alfa con un efecto antitumoral sobre metástasis óseas.

cancer celulas 1170

Para pacientes con carcinoma avanzado de células renales y carcinoma hepatocelular hoy se utiliza con buenos resultados el medicamento Sorafenib que también fue probado recientemente para el tratamiento de cáncer diferenciado de tiroides que demostraron su capacidad de aumentar la supervivencia sin progresión de la enfermedad.

El Sorafenib es un producto inhibidor de quinasas indicado para el tratamiento de cáncer de hígado y riñón; bloquea las proteínas de la superficie de la celula (quinasas) que contribuyen al crecimiento del tumor y a la formación de nuevos vasos sanguíneos que lo alimentan.

Otro tratamiento probado en pacientes con cáncer colorrectal avanzado y el tumor del estroma gastrointestinal (GIST, por sus siglas en inglés) es Regorafenib . Se trata de un compuesto inhibidor de quinasas que impide la formación de nuevos vasos sanguíneos que alimentan el tumor.

Asignaturas pendientes

Para muchos países en desarrollo, disponer de profesionales calificados para diagnosticar y controlar la enfermedad sigue siendo un reto. La mayoría se enfrenta a una escasez pronunciada de oncólogos y de otros especialistas, incluidos los histopatólogos, radiólogos especializados y hemato-oncólogos .

La desigualdad en el acceso a la atención médica entre los países desarrollados y los que están en vías de desarrollo afecta a la mayoría de los tumores malignos.

¿Cómo mejorar el acceso a los medicamentos? le preguntó Infobae a Mayra Galindo Leal directora de la Asociación Mexicana de Lucha contra el cáncer. Tiene que ser un trabajo conjunto entre los laboratorios, comunidad médica y el apoyo de los Estados.

"Los pacientes que residen en países en vías de desarrollo - cuyo cáncer se podría curar en los países desarrollados - sufren y mueren debido a la falta de concientización, recursos y acceso a servicios de salud de calidad relacionados con el cáncer. Más del 85% de las 275 mil mujeres que mueren cada año a consecuencia del cáncer de cuello uterino viven en países en vías de desarrollo", reflexiona Galindo.

La brecha más grande e inaceptable en torno al tratamiento del cáncer se debe a la falta de cuidados paliativos adecuados y la falta de acceso a medicamentos para aliviar el dolor.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon