Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Lenín Moreno asume la presidencia de Ecuador

logotipo de Associated PressAssociated Press 25/05/2017 Por GONZALO SOLANO, Associated Press

QUITO (AP) — Lenín Moreno asumió la presidencia de Ecuador el miércoles en una ceremonia ante varios mandatarios y otros invitados internacionales en la que ratificó que su gobierno será austero, mantendrá la dolarización, adelantará programas sociales y sostendrá un diálogo permanente.

El presidente de la Asamblea, José Serrano, le tomó juramento al nuevo mandatario mientras recibía la banda presidencial de manos del presidente saliente Rafael Correa, de quien Moreno fue vicepresidente entre 2007 y 2013.

En la noche, los 23 ministros y 12 secretarios de Estado que integran el gabinete de Moreno asumieron sus puestos en una ceremonia popular frente al palacio de gobierno, en pleno centro colonial de Quito y ante miles de ciudadanos.

En el acto, el mandatario dijo haber decidido que los ministros asumieran sus nuevas funciones “ante quienes van a ser principio y fin de toda la tarea que van a realizar a partir de este momento: el pueblo ecuatoriano”.

Este es el comienzo de una nueva etapa para Ecuador, agregó, un “compromiso firme de nuestro gobierno... continuar y consolidar el sendero que comenzamos ... para lograr un país digno, justo y solidario”.

Moreno, de 64 años, eliminó seis ministerios coordinadores y varias secretarías de Estado.

Horas antes, en el discurso de toma de posesión por un período de cuatro años, el presidente destacó que, como ofreció en la campaña, firmará “un decreto ejecutivo de austeridad en el gobierno. Todo gasto, inversión pasará por un filtro objetivo de necesidades ciudadanas”. No ofreció más detalles.

En la ceremonia matutina, Moreno aseguró que mantendrá la dolarización vigente en Ecuador desde el año 2000, para lo cual impulsará todas las políticas y actividades que permitan atraer dólares al país, al tiempo que ratificó que no habrá una moneda paralela, lo que generó una ovación de los asistentes.

El presidente también manifestó su decisión de cumplir una gestión basada en el diálogo y el consenso, en la que contará con la opinión de sectores empresariales, productivos, obreros, campesinos y educativos, entre otros.

Además señaló que luchará frontalmente contra la corrupción, y una de sus acciones en este sentido será exigirle a la empresa brasileña Odebrecht _acusada de corrupción en varios países del continente_ la lista de los funcionarios ecuatorianos corruptos. También le solicitará a la justicia de Estados Unidos y a la de Brasil toda la información de que dispongan al respecto.

Asimismo, ratificó su propuesta de adelantar programas sociales como el denominado “Toda una vida”, en el cual el Estado ofrecerá atención y ayuda a los ciudadanos desde que nacen hasta que mueren en aspectos como la salud, la educación y la vivienda, y además ayuda monetaria para discapacitados y personas que padezcan nueve enfermedades muy graves que en Ecuador son clasificadas como “catastróficas”.

Además se impulsará la construcción de 325.000 viviendas para gente pobre, 191.000 de ellas sin costo y el resto con el pago de cuotas mínimas.

En el ámbito internacional, el nuevo mandatario indicó que procurará estrechar los lazos de integración regional, especialmente con grupos como la Comunidad Andina de Naciones y la Unión de Naciones Suramericanas, y ofreció todo el apoyo necesario para los diálogos de paz entre el gobierno de Colombia y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), los cuales se llevan a cabo en Ecuador.

Finalmente dijo que su gobierno procurará una mayor tolerancia a la libertad de expresión.

Moreno, quien desde 1998 se moviliza en silla de ruedas tras recibir un balazo en un asalto, está casado con Rocío González y tiene tres hijas.

El mandatario se acreditó el triunfo en una segunda vuelta electoral el 2 de abril como candidato del partido de gobierno Alianza País al imponerse al exbanquero de derecha Guillermo Lasso.

El nuevo presidente ecuatoriano, licenciado en administración de empresas, reemplaza a Correa tras más diez años de gestión en las que éste le dio prioridad a la construcción de grandes obras de infraestructura, hospitales y escuelas para los más pobres, pero también fue criticado por sus restricciones a los derechos civiles.

Moreno dejó la vicepresidencia en 2013 con el fin de asumir como enviado especial de las Naciones Unidas para las personas con discapacidad.

image beaconimage beaconimage beacon