Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Lo mató porque la acosaba sexualmente

logotipo de Tiempo Argentino Tiempo Argentino 27/05/2014 Tiempo Argentino
Lo mató porque la acosaba sexualmente © INFOnews Lo mató porque la acosaba sexualmente

El sábado por la noche una parte de Avellaneda festejaba el triunfo de Independiente ante Defensa y Justicia. Pero el rito habitual de los hinchas de comer choripanes y patys, y beber algunas cervezas en las improvisadas parrillas de la Avenida Hipólito Yrigoyen, a metros de la estación Darío y Maxi, se empañó cuando, alrededor de las 20, una moza de uno de los negocios mató de una puñalada a un compañero de trabajo, cansada del acoso del que era víctima, según creen los investigadores.
El muchacho fue identificado como Leonardo Gauna, de 38 años, quien viviría en situación de calle y era un "personaje" conocido en la zona. "Era buenísimo. No molestaba a nadie. Hacía años que estaba por acá. Vivía de changas: siempre estaba atento por si a algún negocio le faltaba algo y cada vez que había partido venía a dar una mano a la parrilla", explicó un mozo de Hipólito Yrigoyen al 300, a metros de la Parrilla Lucas, donde sucedió el crimen.
Según los vecinos, Leo –como llamaban a la víctima– era un joven trabajador pero que solía beber demasiado. "A veces podía llegar a ponerse cargoso pero tampoco para merecer una muerte así. No sé qué le pasó a esta piba. En este local –a unos 50 metros de la parrilla– estaba lleno de hinchas del Rojo y era cuestión de pegar un par de gritos y los muchachos iban a poner todo en su lugar. Pero fue todo muy rápido”, contó a Tiempo Argentino un joven que degustaba un plato al paso en uno de los carros de comida.
Testigos relataron que la joven, de 21 años, cuya identidad no trascendió, le dio a la víctima una certera puñalada al pulmón, tras una fuerte discusión en la que hasta una bandeja de panes que ella estaba cortando voló por los aires.
Si bien el hombre fue trasladado de urgencia al Hospital Fiorito, los médicos no pudieron hacer nada para mantenerlo con vida.
A los minutos del hecho, mientras todos los negocios de la zona bajaban sus persianas, llegaron varios patrulleros de la Comisaría 1ª de Avellaneda. Poco después, la sospechosa fue detenida en la localidad de Glew, partido de Almirante Brown.
Fuentes policiales indicaron que la presunta asesina se dio a la fuga subiéndose a un tren, aunque en el medio del viaje se descompensó y luego habría confesado el crimen.
Justo enfrente del lugar del hecho hay un domo de la Municipalidad de Avellaneda que habría registrado el momento del homicidio, ya que todo ocurrió en la vereda. Al cierre de esta edición, la joven permanecía detenida a la espera de que el fiscal en turno le tome declaración indagatoria.  «

Más de Tiempo Argentino

image beaconimage beaconimage beacon