Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los bancos de EE.UU. exigen el CUIT a sus clientes extranjeros

logotipo de LA NACION LA NACION 29/08/2017

Los bancos de Estados Unidos empezaron a exigirles a sus clientes extranjeros su identificación fiscal para chequear si las cuentas están declaradas en sus respectivos países. Así figura en el nuevo formulario W-8BEN, que deben completar todos los clientes con cuentas bancarias en ese país. Se trata del "Certificate of Foreign Status of Beneficial Owner for United States Tax Withholding and Reporting (Individuals)", revisado en julio pasado. Sería el certificado de retención e información de impuestos para titulares extranjeros de cuentas bancarias.

En la primera parte se requieren los datos de identificación del beneficiario final, y junto con los datos tradicionales se agregó la leyenda "foreign tax identifying number", es decir, el número de identificación fiscal para los no residentes en Estados Unidos. En el caso de la Argentina, es el CUIT. El formulario lo genera el Internal Revenue Service (IRS) del Departamento del Tesoro.

Esta exigencia se enmarca en las medidas de transparencia y lucha contra la evasión adoptadas por el IRS. Una de estas medidas es la ley "Fatca", que obliga a todos los bancos del mundo a informar las cuentas de los residentes de Estados Unidos. En este sentido, algunos países aportan estos datos en forma unilateral, mientras que otros han negociado acuerdos de intercambio recíproco (modelo IGA).

Una nota del formulario W-8BEN dice: "Si usted es residente de una jurisdicción socia del Fatca... cierta información puede ser provista a la jurisdicción de residencia fiscal".

Dos fuentes del sistema financiero local y un tributarista indicaron a LA NACION que este nuevo pedido se enmarca en la estrategia de Estados Unidos de cooperar, con sus tiempos y condiciones, con la transparencia financiera global.

Cabe recordar que ese país aún no ratificó su firma en el convenio de intercambio multilateral de información tributaria de la OCDE, que firmaron 100 países, entre ellos la Argentina. Por este acuerdo, la AFIP comenzará a recibir información de las cuentas de los argentinos desde 48 territorios, entre ellos Seychelles y Cayman.

Desde el año próximo, esta información también será aportada en forma anual por Suiza y Uruguay, entre otras plazas financieras. Esta información es clave para el control posterior al blanqueo que comenzará a hacer la AFIP, para cruzar los datos del régimen de sinceramiento fiscal con las declaraciones juradas de los contribuyentes de 2016.

En este sentido, en el mercado financiero hizo bastante "ruido" la información publicada anteayer por el diario Página 12, que difundió una lista con algunos de los contribuyentes que entraron al blanqueo que terminó en marzo pasado.

Esta información está protegida por el secreto fiscal, a tal punto que la mayoría de los agentes de la AFIP ni siquiera tienen acceso a esos datos cuando realizan sus inspecciones.

Por esta razón, algunos asesores impositivos del sector privado esperan alguna reacción por parte del organismo tributario, sobre todo en vísperas de la recepción de la primera tanda de información del acuerdo de la OCDE y en medio de las negociaciones con Estados Unidos para firmar un acuerdo bilateral de intercambio fiscal.

Al respecto, no se descarta que el organismo que conduce Alberto Abad ya haya iniciado una investigación para determinar el origen de la filtración y proteger a los contribuyentes que ingresaron al blanqueo de capitales.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon