Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"Los jueces deben ser firmes en sus convicciones cuando aplican la ley cualquiera sea el contexto"

logotipo de Infobae Infobae 05/06/2014 Infobae

En un Palacio de Tribunales colmado por numerosos y diversos representantes del mundo de la política, la Justicia y los medios de comunicación, Ricardo Lorenzetti encabezó un simbólico acto en el que se rebautizó una histórica sala de audiencias para homenajear y destacar la lucha en defensa de los derechos humanos.

"Este salón debe recordarnos que no es una moda, que los juicios de lesa humanidad no cambian con los gobiernos ni con los tiempos, sino que se trata de una convicción de todos, una política de Estado y es parte fundamental del proceso democrático. No va a haber nunca más", señaló el presidente de la Corte Suprema de Justicia.

Lorenzetti

Acompañado por los ministros Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda, el titular del máximo tribunal hizo una reseña histórica de las dificultades que afrontó la Justicia durante la dictadura y del proceso judicial que desembocó en el Juicio a las Juntas Militares y las condenas posteriores a los jefes militares.

"Fue una larga lucha que nos debe enorgullecer a todos, por supuesto teniendo siempre en nuestra memoria que lo que sucedió fue una tragedia", indicó Lorenzetti. "El mejor homenaje que podemos hacer es que esta sala esté abierta, funcionando e integrada por jueces y juezas que puedan expandir los derechos humanos", consideró.

Salón de los Derechos Humanos Strassera Lorenzetti Fernandez Meijide AE 1170

En virtud de esa historia se decidió rebautizar la sala de audiencias que está ubicada en la planta baja del Palacio de Tribunales; la Corte dispuso llamarla "Salón de los Derechos Humanos" por considerar que se trata de "un sitio paradigmatico" que "resultó emblemático para instaurar la idea de la fuerza de la memoria, la necesidad de investigar la verdad y de castigar los crímenes de lesa humanidad".

"En esta sala se dictó una sentencia ejemplar y se aplicó la ley en una épica en que era muy difícil hacerlo. Las presiones eran tremendas y por todos conocidas", consideró. Y aseguró que este hecho "instala un principio fundamental que es la defensa de las instituciones, del Estado de derecho, la idea de que la ley se aplica cualquiera sea su contexto, no hay impunidad; el principio moral de que todos somos iguales ante la ley y nadie puede estar por encima de ella; la idea de que un Poder Judicial debe ser independiente, de que los magistrados deben ser firmes en sus convicciones cuando aplican la ley, cualquiera sea su contexto".

"Todos somo iguales ante la ley y nadie puede estar por encima de ella"

En el acto se divisó la presencia de personalidades políticas del oficialismo: en representación del Gobierno estuvieron presentes el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak; la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó; y la defensora general de la Nación, Stella Maris Martínez; a ellos se sumó la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

En el evento estuvieron también los magistrados que juzgaron a las Juntas Militares: Ricardo Gil Lavedra; Guillermo Ledesma; Jorge Valerga Aráoz; Jorge Torlasco; y en representación del fallecido Andrés D'Alessio estuvo su esposa, Ana Fernández. Además tuvieron su lugar los fiscales de aquel juicio emblemático: Julio César Strassera y Luis Moreno Ocampo.

Más de Infobae

image beaconimage beaconimage beacon