Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los Pumas en Sudáfrica: entre visitas escolares y el armado del equipo para el debut en el Rugby Championship

logotipo de LA NACION LA NACION 15/08/2017

PORT ELIZABETH, Sudáfrica.- Termina la práctica y un montón de chicos y chicas con pintorescos blazers a rayas negras, verdes y blancas abordan a los jugadores de los Pumas para sacarse fotos con ellos. Es lo menos que los jugadores argentinos pueden hacer para retribuirles la cesión de una de las cuatro canchas de rugby de la institución.

El Pearson High School tiene, además, una de fútbol, una de hockey de césped natural y otra de sintético. Está ubicado en el coqueto barrio de Summerstrand, a pocas cuadras del hotel donde se aloja el seleccionado. Es un colegio bilingüe inglés-afrikáans (todos las escuelas deben enseñar uno de estos dos idiomas y al menos una de las restantes 10 lenguas oficiales). El afrikáans está asociado con la tradición. Deriva del danés, dado que los primeros colonizadores fueron holandeses, en el siglo XVII. Luego los británicos impusieron el inglés. Contra toda presunción, se trata de una escuela pública.

En ese contexto los Pumas tuvieron en la mañana del martes su lección más exigente de cara al partido del sábado, cuando en el estreno del Rugby Championship 2017 se enfrenten a los Springboks en el Nelson Mandela Bay Stadium, a las 12.05 de nuestro país. Hasta el lunes, sólo quedaban 7000 entradas disponibles y se espera que ni una de las 46.000 butacas esté vacía el día del partido.

Como ya es costumbre, los martes previos a los partidos se dan las sesiones de entrenamiento con más intensidad en la semana. Para este año se implementó el doble turno de entrenamientos (y en la semana previa hasta triple turno) para dosificar las cargas. Parte del aprendizaje que atraviesa el rugby argentino en esta inserción al profesionalismo.

Con un sol radiante como aliado y un viento marino proveniente del océano Índico como convidados, los 26 Pumas convocados se movieron a las órdenes de Daniel Hourcade, con énfasis en las formaciones fijas, la defensa y el juego aéreo. Claro que la modernidad del semitechado estadio del sábado garantiza que este factor climático no condicione el juego, aunque sí podrían hacerlo los tres días de lluvia que están pronosticados para la víspera.

El entrenador anunciará la formación recién el jueves al mediodía argentino. En el ensayo, Hourcade paró el siguiente equipo: Joaquín Tuculet; Ramiro Moyano, Matías Orlando, Jerónimo De la Fuente, Emiliano Boffelli; Nicolás Sánchez, Martín Landajo; Tomás Lezana, Leonardo Senatore, Pablo Matera; Tomás Lavanini, Guido Petti Pagadizábal; Enrique Pieretto, Agustín Creevy y Nahuel Tetaz Chaparro. Luchando por un lugar entre los 23 también están Montoya, Noguera Paz, García Botta, Herrera, Alemanno, Kremer, Ortega Desio, Cubelli, Hernández, Moroni y Cordero. Tres de ellos quedarán al margen.

Para los jugadores, una lección más en este largo aprendizaje. Para los alumnos del Pearson High School, un día que nunca olvidarán.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon