Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los reemplazos de los funcionarios echados acentúan la confrontación del Gobierno con la CGT

logotipo de LA NACION LA NACION 23/08/2017

Una mezcla de furia y sorpresa invadió a Mauricio Macri el miércoles pasado cuando la CGT ratificó la protesta de ayer a la Plaza de Mayo. "Estos gremios perdieron la capacidad de escuchar y de entender lo que pasa en el país", fue su reacción pública. Puertas adentro, junto con parte de su gabinete, ordenó un rastrillaje en la cúpula de la administración pública con la intención de detectar funcionarios que estén estrechamente vinculados al sindicalismo. Así se gestaron las caídas de Luis Scervino, el ex jefe de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS), y de Ezquiel Sabor, el viceministro de Trabajo.

Los reemplazos de Scervino, muy ligado a José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), y de Sabor, a quien se lo asocia con Luis Barrionuevo (Gatronómicos) y Hugo Moyano (Camioneros), demuestran la tensión que guía hoy la la relación entre la Casa Rosada y la CGT.

A cargo de la SSS, el organismo que administra los millones de pesos de las obras sociales sindicales, quedará Sandro Taricco, hasta ayer el gerente general. Taricco es un hombre de confianza del ministro de Trabajo, Jorge Triaca , y tiene línea directa con Graciela Ocañadesde la época que la actual legisladora porteña, ahora candidata de Cambiemos, dirrigía el PAMI.

El ex director nacional de Asociaciones Sindicales Horacio Pitrau reemplazará a Sabor. Pitrau, considerado mano derecha de Triaca en sus negociaciones con los gremios, es un abogado que tuvo un rol clave en abril, cuando se concretó el primer paro general que activó la CGT. El mismo día de la huelga publicó en el Boletín Oficial una serie de recomendaciones para transparentar las elecciones gremiales, incorporando el voto electrónico, dar cumplimiento a la ley del cupo femenino del 30% y rechazar que dirigentes que estén "inhibidos penal o civilmente" integren las listas electorales de los gremios. Fue por entonces una sutil advertencia.

El movimiento de piezas dentro del organismo de Triaca no se detendría y podría anunciar más cambios. Por lo pronto, Karina Palacios reemplazaría a Pitrau, según averiguó LA NACION. Palacios está nombrada por Triaca como delegada normalizadora en la Unión del Personal de Seguridad (Upsra), un gremio cercano a Barrionuevo que está intervenido desde diciembre de 2016.

El endurecimiento de Macri con los gremios desorientó a la CGT, que revisará su estrategia y hasta podría hacer un paréntesis en su pelea interna para fijar una postura común. "Fue una reacción directa e inmediata. Faltó que eche a Chiqui Tapia de la AFA", ironizó un sindicalistas sobre la salida de los funcionarios y el cuñado de Moyano que preside la casa madre del fútbol doméstico.

Por lo pronto, se suspendió el encuentro previsto para hoy entre funcionarios del Ministerio de Salud y de la CGT para activar desarrollo del plan universal de salud. La iniciativa, consensuada entre Macri y la CGT en agosto del año pasado, se proyectaba financiar con el dinero del Fondo Solidario de Redistribución (FSR), la caja en la que se atesora el aporte obligatorio que se les retiene mensualmente a los trabajadores de sus salarios y que los gremios consideran propia.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon