Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Lula comparece por caso de corrupción en su contra

logotipo de Associated PressAssociated Press 10/05/2017 Por PETER PRENGAMAN, Associated Press

RÍO DE JANEIRO (AP) — El ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva testificó el miércoles en un caso de corrupción en su contra, viéndose por primera vez cara a cara con el juez federal que preside la investigación de una extensa red de corrupción que ha creado cambios drásticos en Brasil.

La audiencia de Lula fue cerrada la prensa y no fue transmitida en vivo, dos de varias medidas tomadas por el juez Sergio Moro y por autoridades de la ciudad de Curitiba, en el sureste del país, por cuestiones de seguridad. Las autoridades planeaban divulgar una grabación de la audiencia unas horas después de que terminara.

El canal Globo mostró imágenes de Lula llegando al tribunal en un auto negro, escoltado por la policía.

Miles de simpatizantes, tanto de Lula como de Moro, se amontonaron a varios kilómetros (millas) de distancia y cientos de policías con equipo antimotines controlaron varias manzanas alrededor del tribunal federal.

"El político brasileño más popular de los últimos 30 años va a presentarse ante un juez como un ciudadano regular", dijo Mauricio Santoro, profesor de ciencias políticas en la Universidad Estatal de Río de Janeiro. "Eso es muy raro en la política brasileña".

Lula, presidente de 2003 a 2010, testificó sobre denuncias que lo acusan de recibir un apartamento en la playa como soborno de la empresa de construcción OAS. La fiscalía también alega que OAS hizo remodelaciones al apartamento y pagó para almacenar pertenencias de Lula. El expresidente refuta las acusaciones, al igual que otros cargos en casos de corrupción en contra suya.

Lula testificó después de que sus abogados defensores trataron de aplazar la audiencia varias veces. La última apelación, ante el Tribunal Federal Supremo, la corte más alta de Brasil, fue rechazada solo una hora antes del inicio de su audiencia.

Los abogados de Lula argumentaron que necesitaban más tiempo para analizar el caso. Pero los oponentes del expresidente decían que eso era una excusa para retrasar el proceso. La defensa también dijo que quería llamar a más de 80 testigos.

Lula tiene motivos para alargar el proceso. Él ha dado a entender que está interesado en postularse para presidente en el 2018, y va a la cabeza de las encuestas de preferencia. Sin embargo, sería inapto si es declarado culpable y luego pierde la apelación.

image beaconimage beaconimage beacon