Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Más lluvia y muertos: Harvey mantiene paralizado a Houston

logotipo de Associated PressAssociated Press 29/08/2017 Por MICHAEL GRACZYK y DAVID PHILLIP, Associated Press

HOUSTON (AP) — El nivel del agua alcanzó el lunes la altura de los techos en las casas de un solo nivel, y se podían escuchar gritos de ayuda provenientes del interior, mientras Harvey provocaba lluvias en el área de Houston por cuarto día consecutivo después de un caótico fin de semana de inundaciones y rescates.

La cuarta ciudad más grande de Estados Unidos seguía prácticamente paralizada debido a una de las lluvias más intensas en la historia del país. Y no se avistaba que la tormenta que tocó Texas como un huracán de categoría 4 y posteriormente se estacionó sobre la costa del Golfo fuera a dar un respiro. Ante los pronósticos de otros 60 centímetros (2 pies) de lluvia, y de hasta 76 centímetros (30 pulgadas) en ciertas zonas, las autoridades temen que lo peor esté por venir.

A Harvey se le atribuyen al menos tres decesos confirmados, incluyendo el de una mujer que murió el lunes en la localidad de Porter, al noreste de Houston, cuando un gran roble cayó sobre su casa rodante.

Una televisora de Houston reportó el lunes que se cree que seis miembros de una familia se ahogaron después de que su vagoneta fue arrastrada por las inundaciones. El reporte de KHOU fue atribuido a tres familiares a los que la televisora no identificó. No se han recuperado cuerpos.

El jefe de policía Art Acevedo dijo a The Associated Press que no cuenta con información sobre el reporte, pero comentó que está “realmente preocupado sobre el número de cuerpos que vamos a encontrar”.

Según la estación, se teme que cuatro niños y sus abuelos murieron después de que la camioneta quedara atrapada el domingo en aguas crecientes al cruzar un puente en el área de Greens Bayou.

Según un reporte, el conductor del vehículo _el tío abuelo de los niños_ logró escapar aferrándose a la rama de un árbol antes de que la camioneta se hundiera. Les dijo a los niños que intentaran salir por la puerta trasera, pero no pudieron hacerlo.

El desastre tomó dimensiones épicas en una de las zonas urbanas más extensas de Estados Unidos. La zona metropolitana de Houston es de alrededor de 25.900 kilómetros cuadrados (10.000 millas cuadradas), un área apenas más grande que el estado de Nueva Jersey. La ciudad es atravesada por cerca de 2.735 kilómetros (1.700 millas) de canales, arroyos y vertientes que desembocan en el Golfo de México, localizado a unos 80 kilómetros (50 millas) al sureste.

La tormenta está generando los niveles de precipitaciones que normalmente se verían solo una vez en más de 1.000 años, dijo Edmond Russo, ingeniero distrital adjunto del Cuerpo de Ingenieros del Ejército, quien expresó preocupación de que el agua rebose dos embalses de 70 años de antigüedad que protegen el centro de Houston.

La inundación fue tan generalizada que los niveles de las vías fluviales de la ciudad ya alcanzaron o superaron los registrados durante la tormenta tropical Allison de 2001, y ninguna de las autopistas principales se salvó de desbordamientos.

El usualmente ajetreado distrito financiero de la ciudad estaba prácticamente desierto el lunes, y la mayoría del tráfico era de los vehículos de emergencia.

Personal de emergencias continúa rescatando a personas de las zonas inundadas. La policía había rescatado a más de 3.000 hacia la tarde del lunes, de acuerdo con el alcalde Sylvester Turner. La Guardia Costera dijo por su parte que también había rescatado a más de 3.000.

Chris Thorn fue uno de varios voluntarios que aún ayudaba con la evacuación masiva que comenzó el domingo. Condujo junto a un amigo desde el área de Dallas con su bote de fondo plano, para ayudar a sacar gente de zonas inundadas.

“No podía quedarme en casa y ver lo sucedido en televisión sin hacer nada, ya que tengo el bote y todas las herramientas para ayudar”, afirmó.

Llegó a Spring, Texas, en donde el arroyo Cypress inundó la Interestatal 45, y comenzó a trabajar, ayudando a rescatar a personas de una comunidad cercada cerca del arroyo.

“Aquí nunca se inunda”, dijo Lane Cross desde la punta del bote de Thorn mientras abrazaba a su perro, Max. “Ni siquiera tengo seguro contra inundaciones”.

Se ordenó una evacuación obligatoria para el suburbio de Dickinson, en la parte más baja de Houston, donde residen unas 20.000 personas. La policía citó como razones la pobre infraestructura contra inundaciones de la ciudad, los pocos servicios en operación y la preocupación sobre el pronóstico del clima.

En Houston, las preguntas continúan en torno a por qué el alcalde no emitió una orden de evacuación similar.

Turner ha defendido su decisión en repetidas ocasiones y el lunes insistió que una evacuación masiva de millones de personas por vía terrestre representaba un mayor riesgo que soportar la tormenta.

___

Los periodistas de Associated Press Juan Lozano y Nomaan Merchant en Houston y David Warren en Dallas contribuyeron a este despacho.

image beaconimage beaconimage beacon