Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

México recibe a EEUU en otro capítulo del clásico CONCACAF

logotipo de Associated PressAssociated Press 10/06/2017 Por CARLOS RODRÍGUEZ, Associated Press

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Luego de mandar a escena a actores secundarios para enfrentar a Honduras, México recurrirá su mejor elenco cuando reciba el domingo a Estados Unidos en otro capítulo de su rivalidad futbolística por las eliminatorias del Mundial de 2018.

El pasado jueves, el técnico Juan Carlos Osorio dio descanso a Javier Hernández, Andrés Guardado, Miguel Layún, Héctor Moreno y Rafael Márquez en el partido en el que el 'Tri' doblegó 3-0 a Honduras para mantenerse en el primer puesto del hexagonal final de la CONCACAF.

El jugador de la selección de México, Hirving Lozano, festeja un gol contra Honduras por las eliminatorias mundialistas el jueves, 8 de junio de 2017, en Ciudad de México. México enfrenta a Estados Unidos el domingo, 11 de junio. (AP Photo/Eduardo Verdugo) © The Associated Press El jugador de la selección de México, Hirving Lozano, festeja un gol contra Honduras por las eliminatorias mundialistas el jueves, 8 de junio de 2017, en Ciudad de México. México enfrenta a Estados Unidos el domingo, 11 de junio. (AP Photo/Eduardo Verdugo)

Otra victoria ante Estados Unidos, que jamás ha ganado un partido oficial en el estadio Azteca, dejaría a México prácticamente con un boleto en mano hacia Rusia.

"Lo mejor que tiene este equipo es la competitividad, que hay y la competencia interna por un puesto y que hoy el grupo es más sólido y más fuerte", dijo el entrenador colombiano de México. "Pudimos sacar un gran resultado guardando a jugadores importantes para el partido ante Estados Unidos, lo que nos da la posibilidad de enfrentar al gran rival con un equipo muy fresco".

Fue la primera vez desde que Osorio asumió el cargo que ni “Chicharito” Hernández, Guardado o Moreno fueron titulares en un partido por las eliminatorias.

Márquez y Guardado van saliendo de lesiones y aún no es claro si reaparecerán ante los estadounidenses. Ambos son los últimos dos capitanes de la selección mexicana y su presencia y liderazgo en un clásico siempre será importante para el "Tri".

A la mitad del hexagonal, los mexicanos son el único invicto y con sus 13 puntos son líderes en solitario. Costa Rica marcha segunda con ocho unidades, seguida por Estados Unidos (7), Panamá (6), Honduras (4) y Trinidad y Tobago (3).

Se trata del mejor arranque de un hexagonal para México desde las eliminatorias para el Mundial de 2006 en Alemania, cuando tenían las mismas unidades luego de cinco fechas, aunque con peor diferencia de goles cuando eran dirigidos por el entrenador argentino Ricardo La Volpe. Es un giro de 180 grados respecto a lo que ocurrió hace cuatro años, cuando los mexicanos sumaron 11 puntos en todo el hexagonal y se vieron forzados a disputar un repechaje ante Nueva Zelanda para poder clasificarse a Brasil.

"Vamos con paso firme ante rivales difíciles, es un buen momento el que estamos viendo y hay que seguir demostrando", dijo el delantero Raúl Jiménez. "Las cosas nos han salido, antes no se nos daban. Hay mucha unidad y ahora lo que queremos es clasificar lo más pronto al Mundial".

México no lo conseguirá oficialmente aunque consiga un triunfo ante Estados Unidos, pero podría lograrlo sin depender de nadie en la séptima fecha cuando reciba a Panamá.

Una victoria sobre los estadounidenses sería su tercera consecutiva en partidos oficiales para México, algo que no logra desde que acumuló cinco triunfos en fila entre 1949 y 1957.

Estados Unidos enderezó el rumbo desde que Bruce Arena reemplazó a Juergen Klinsmann en el banquillo. El jueves derrotó 2-0 a Trinidad y Tobago con un doblete de su nueva figura, Christian Pulisic, para meterse entre los tres primeros lugares que otorgan boletos al Mundial.

Pulisic, que ha anotado o asistido en siete de los ocho últimos goles de Estados Unidos, afirmó que el poco descanso y la altura de la Ciudad de México no serán problemas.

“Sin duda, soy joven”, dijo el extremo de 18 años. “Son un buen equipo y no es fácil ganarles en su casa. Tendremos que dar el máximo, pero creo que con los jugadores que tenemos y la confianza que tenemos, no hay motivo por el que no podamos hacerlo”.

El partido es a las 19:30 horas locales (0030 GMT) en el estadio Azteca de la capital.

image beaconimage beaconimage beacon