Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Macri aprovechó el envión electoral y celebró la jugada que separó a Freiler

logotipo de LA NACION LA NACION 18/08/2017

La posibilidad cayó de forma repentina. "Hoy son 12, con ocho alcanza para enjuiciar a Freiler", una de las principales espadas del oficialismo en el Consejo de la Magistratura puso en alerta a la Casa Rosada, que aprobó la jugada. "Se abrió la ventana y la aprovechamos", confió a LA NACION uno de los principales asesores del presidente Mauricio Macri.

Envalentonados por el resultado de las PASO, nadie dudó y la estrategia se jugó a fondo. Ya sin el senador del Frente para la Victoria (FPV) Ruperto Godoy, que fue desplazado del cuerpo porque no es abogado, y con su reemplazo, el senador peronista Mario Pais, a la espera de jurar en la Corte Suprema de Justicia, el oficialismo aprovechó su mayoría circunstancial, los dos tercios necesarios para avanzar -en total ocho de los 12 presentes-, para aprobar el juicio político al juez de la Cámara de Casación Eduardo Freiler, uno de los magistrados más criticados por el Presidente, y se lo separó preventivamente de su cargo.

"Lo que ocurrió fue un avance institucional. Es legal y reglamentario. Es bueno para el país... Le partimos el espinazo a la runfla peronista de Comodoro Py", celebró uno de los hombres de confianza Macri.

Ayer todo era alegría en la Casa de Gobierno. "Macri está contento", aseguraron fuentes oficiales. Ese estado de ánimo es producto de "un triunfo" que a Cambiemos le costó mucho sacrificio. Hace unos meses el oficialismo fracasó en un intento similar. Freiler, acusado de mal desempeño e investigado por presunto enriquecimiento ilícito, fue salvado por el kirchnerismo.

"Para mí la suspensión de Freiler es un paso enorme en la Argentina hacia el fin de la impunidad. Quiero felicitar a los consejeros que tomaron la medida de hoy. Por este camino vamos a ser más confiables y previsibles", dijo ayer el jefe del Estado en una conferencia de prensa que compartió con el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim.

Según Macri, la decisión del Consejo de la Magistratura es "un paso adelante enorme hacia el fin de la impunidad" y para que los argentinos vuelvan "a creer en las instituciones".

Mauricio Macri ya está en el sanatorio para operarse de la rodilla por tercera vez © LA NACION Mauricio Macri ya está en el sanatorio para operarse de la rodilla por tercera vez

El ministro de Justicia, Germán Garavano, también destacó la importancia de lo que ocurrió ayer. "Se habilitó el proceso ante un jurado de enjuiciamiento imparcial. Es un avance en la institucionalidad: nadie esta eximido de rendir cuentas. Perdió la impunidad", dijo a LA NACION Garavano.

El envión de las PASO

En el Gobierno no tienen dudas de que se trata de un cambio de época producto de las elecciones del último domingo. Se trata de uno de los efectos directos de los comicios y el reacomodamiento del poder. Si Cambiemos se confirma en octubre como primera fuerza política y con Macri fortalecido, creen cerca del Presidente, la Justicia se "ordenará".

"Ahora tenemos que ganar bien las elecciones. Después de octubre, si eso pasa, será el turno de Gils Carbó", anticiparon fuentes oficiales. Es que la salida de la procuradora general de la Nación de su cargo es una de las obsesiones de Macri. Nunca lo ocultó. Es más, Gils Carbó es para Macri y su entorno la enemiga número uno.

Ahora en el Gobierno aguardan a ver qué actitud tomará Freiler, quien a principio de año había anticipado que no iba a renunciar a su cargo.

Algunos de los asesores de Macri en materia judicial consideran que ante la posibilidad cierta de ser echado el camarista podría avanzar con la presentación de la renuncia. Algo parecido a lo que pasó con el ex juez Norberto Oyarbide, quien se fue del cargo para evitar el juicio político.

La "ventana" que se abrió para suspender y enjuiciar a Freiler ya volvió a cerrarse. Ahora el Gobierno esperará el resultado del 22 de octubre para retomar nuevamente la lucha dentro del Consejo de la Magistratura, el organismo encargado de designar y remover jueces.

Con el reparto de los votos, confían en el Gobierno, en el oficialismo se entusiasman con que el peronismo "racional" termine por desplazar al kirchnerismo.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon