Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Macri buscará nacionalizar la campaña y ganar protagonismo

logotipo de LA NACION LA NACION 17/08/2017

El gobierno de Mauricio Macri nacionalizará la campaña para ganar con claridad en la provincia de Buenos Aires y revertir derrotas por escaso margen, como las de Santa Fe y Tierra del Fuego, en las elecciones del 22 de octubre próximo. Ello podría implicar un mayor protagonismo del propio Presidente.

Esto es así porque la Casa Rosada prevé capitalizar recientes mejoras de los índices económicos, los avances en las obras públicas y la proliferación de créditos hipotecarios de los bancos públicos.

"En las PASO no podíamos hablar de economía, pero en las generales mostraremos cifras", dijo a LA NACION uno de los estrategas de Macri, que se frotaba las manos. Un allegado directo al Presidente lo tradujo: "La oposición basó toda la campaña en los «desastres» económicos y hoy todo indica que arrancó la economía, con sus más y sus menos. Se quedaron sin argumentos. Se quieren matar".

La estrategia de la campaña para octubre se terminará de definir en un mes. La próxima semana se conocerán los datos del escrutinio definitivo. Luego, habrá dos semanas de análisis e investigaciones, encuestas y focus groups, luego de lo cual se podrá armar la estrategia.

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, durante el cierre de campaña oficialista © Diego Lima / LA NACIONDiego Lima / LA NACION El presidente de la Nación, Mauricio Macri, durante el cierre de campaña oficialista

Pero al nacionalizarse los temas de campaña -la economía es un resorte nacional- muchos prevén en la Casa Rosada que Macri tendrá más protagonismo y lo compartirá con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, que había sido la principal figura en su territorio. Buscarán allí sacar la diferencia con Cristina Kirchner.

También el Presidente estará más presente para consolidar los triunfos en los diez distritos donde Cambiemos ganó con claridad: CABA, Córdoba, Mendoza, San Luis, Entre Ríos, Corrientes, Jujuy, Santa Cruz, La Pampa y Neuquén.

"Macri salió fortalecido en las PASO de todo el país. En la provincia de Buenos Aires la gente vota por el gobierno nacional, hay que nacionalizar el discurso y capitalizar los logros", señalaron a LA NACION en un sector de la Casa Rosada.

Sin embargo, se sabe que Durán Barba aconsejó relevarlo a Macri de ir a la tercera sección electoral bonaerense, con cabecera en La Matanza, porque allí no medía bien. Prefería el protagonismo de Vidal, siempre detrás del candidato a senador Esteban Bullrich.

Los pilares del nuevo discurso serían la mejora del consumo, el nivel de actividad económica interanual, la suba en la venta de inmuebles, en la inversión y en la construcción, además de aumentos en la industria y la recaudación fiscal en alza.

El desafío será que la mejora se sienta en el conurbano. En la provincia hubo un empate técnico el domingo: Cambiemos sacó 34,19% de los votos y Cristina Kirchner, 34,11%. La ex presidenta podría revertirlo en el escrutinio definitivo.

Para consolidarse, el Gobierno apuntará a mejorar el triunfo en la primera sección electoral, donde ganó por 34,1% a 32,2%. Allí Sergio Massa era fuerte, pero el domingo obtuvo sólo 16,22% (14,78% en toda la provincia). Cambiemos busca allí el voto massista. También buscará mejorar sus triunfos en Mar del Plata y Bahía Blanca. En contrapartida, con la mejora económica Cambiemos buscará reducir la desventaja en la difícil tercera sección electoral: Cristina ganó allí 39,45% a 28,60%, 11 puntos de diferencia. En ese territorio se juega la elección.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon