Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Macri compartió en Villa La Angostura una cena con Vidal

logotipo de LA NACION LA NACION 22/08/2017

La invitación llegó a su celular desde el teléfono de Juliana Awada , la primera dama, con quien tiene una relación de afecto, cercanía y "buena onda". María Eugenia Vidal no lo pensó: aceptó de inmediato y recorrió, junto a sus hijos, los 100 kilómetros que separan San Martín de los Andes de Villa La Angostura, más precisamente al country Cumelén, donde la esperaba el Presidente.

La comida que anteanoche compartieron Mauricio Macri y la gobernadora bonaerense, de la que participaron sus familias y "un grupo de amigos" del Presidente previamente invitados, fue el primer encuentro entre ambos luego de compartir el búnker vencedor en Costa Salguero la noche del domingo 13. Por lo menos eso dijeron cerca de ambos a LA NACION.

Más allá del cordero patagónico compartido, el hermetismo sobre los temas tratados fue total. "La pasamos muy bien. Cero política", dijo a LA NACION uno de los comensales. "Fue una cena muy familiar con amigos, todo superrelajado", contestó a LA NACION otro de los protagonistas del encuentro, que se extendió por más de dos horas. La razón fue clara: con chicos [Antonia Macri y los tres hijos de Vidal] era "imposible" ahondar en cuestiones políticas, como el análisis de los resultados de las PASO, temas de gestión o los preparativos para las elecciones legislativas de octubre.

Nada de eso, insistieron protagonistas del encuentro en el barrio privado al que Macri y Awada suelen ir cada vez que pueden (pasaron fin de año allí). Nadie pudo precisar si entre los "amigos" que compartió la mesa estaba Nicolás Caputo, el empresario y "hermano de la vida" del Presidente, que también alquila casa en Cumelén.

Macri y Vidal se habían visto por última vez en la medianoche del domingo en el pabellón 6 de Costa Salguero, cuando la diferencia entre la lista de Cambiemos que encabeza Esteban Bullrich y la de Cristina Kirchner era de más de cuatro puntos. "El peronismo le tiene que dar otra alternativa a la sociedad", dijo Vidal en un móvil televisivo compartido con Macri, en el que ambos criticaron a la ex presidenta y sonrieron ante las cámaras.

Cerca del Presidente agradecían el "esfuerzo" de Vidal durante la campaña bonaerense, en la que cobró protagonismo casi exclusivo en la semana previa a la veda electoral. Y negaban cualquier "celo" de Macri por la alta imagen pública de Vidal, por encima incluso de la del propio Presidente. "A María Eugenia querían mimarla un poco, por lo que trabajó y porque es muy buena persona", contaron en el entorno presidencial.

Algo de ese ambiente festivo del final de las PASO se vivió en Cumelén, coinciden los protagonistas. Pero se trataba prácticamente del final de las minivacaciones que la gobernadora se tomó en el Sur y que tuvieron como epicentro Bariloche. Mientras la gobernadora regresó ayer por la mañana a Buenos Aires, Macri estiró su regreso hasta la noche, cuando llegó a la quinta presidencial de Olivos.

Para ambos, según afirmaron asesores de confianza, comienza una semana "de gestión". Mientras mira de reojo la movilización de la CGT contra la política económica oficial que se hará hoy, el Presidente encabezará reuniones de coordinación con sus ministros.

Vidal, en tanto, tiene previstos anuncios de obras públicas, mejoras sociales y temas relacionados con la seguridad, los ejes en los que hará hincapié hasta las elecciones legislativas del 22 de octubre, y más allá.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon