Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Macri-Messi y Tabaré-Suárez, la fórmula para impulsar el Mundial de fútbol 2030

logotipo de LA NACION LA NACION 18/08/2017
Lionel Messi y Mauricio Macri en 2015 cuando el mandatario fue de visita a Barcelona © LA NACION Lionel Messi y Mauricio Macri en 2015 cuando el mandatario fue de visita a Barcelona

Mauricio Macri y Lionel Messi, por la Argentina. Tabaré Vázquez y Luis Suárez, del lado uruguayo. El plan está en marcha y tiene fecha: el 30, un día antes del partido que disputarán por las Eliminatorias ambas selecciones, los presidentes de la Argentina y Uruguay junto a los dos máximos ídolos de cada país, presentarán oficialmente la candidatura para pelear por la organización del Mundial de fútbol de 2030.

Macri y Tabaré Vázquez se reunirán en la residencia del mandatario uruguayo en Montevideo. Si bien aún resta la confirmación de los jugadores, en la Casa Rosada adelantaron que está "todo listo" para que los cuatro hagan la promoción y así le den envión al objetivo de convertirse en sede mundialista.

"Messi es el mejor jugador del mundo y Suárez, otro de los mejores. Su presencia será un gran impulso", dijo a LA NACION el secretario de Deportes, Carlos Mac Allister.

El último lunes se llevó a cabo la segunda reunión de la que participaron el ministro de Turismo, Gustavo Santos; el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis; el vocero presidencial, Iván Pavlovsky; Gerardo de León, director ejecutivo de la AFA; Fernando Marín y Mac Allister. Uruguay estuvo representado por Lilian Kechichian, ministra de Turismo; Wilmar Valdez, presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), y el secretario de Deportes, Fernando Cáceres. La anterior fue hace casi un mes, también en Buenos Aires.

Otro de los puntos que se destacarán para lograr el respaldo de FIFA es que en 13 años se cumplirán 100 del Mundial que definieron uruguayos y argentinos, el primero de la historia, en el que Uruguay derrotó en aquella final a la Argentina por 4-2 en el estadio Centenario de Montevideo.

Macri y Tabaré Vázquez en su ultima reunión en la quinta de Olivos © LA NACION Macri y Tabaré Vázquez en su ultima reunión en la quinta de Olivos

Macri y Tabaré cuentan con un respaldo especial: el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, ya expresó su apoyo a la solicitud que harán oficial en 12 días.

"Tenemos muy buenas expectativas. Creemos que tenemos una gran oportunidad para alcanzar el objetivo de tener nuevamente un Mundial en nuestro país; Mauricio [Macri] está muy entusiasmado", dijeron fuentes oficiales.

Esta no será la primera manifestación pública que Macri y Tabaré Vázquez realicen.

Ambos mandatarios, que comparten la pasión por el fútbol y los dos fueron presidentes de sus clubes -Boca Juniors y el club Progreso, respectivamente-, ya hablaron de presentar los dos países como sede mundialista en enero de 2016. En el Parque Anchorena, residencia de descanso de los mandatarios orientales, Tabaré le cedió a Macri el anuncio más colorido: el impulso conjunto de la candidatura.

"Hemos decidido comprometernos hoy a candidatearnos juntos para ser sede del Mundial 2030", dijo Macri al hablar con su par oriental, Tabaré Vázquez, al término de la cumbre entre los dos mandatarios rioplatenses en Colonia del Sacramento. Ahora llegó el momento de formalizar esa intención.

La Argentina y Uruguay buscan que la designación sea cuanto antes. Como adelantó Mac Allister a LA NACION, no se puede perder tiempo. No sólo por razones deportivas, sino también por las obras de infraestructura que deberá encarar cada país: estadios, rutas, aeropuertos, hoteles y centros de entrenamiento son algunas de las cuestiones que aparecen en la hoja de ruta sobre la que ya se trabaja.

Según informaron fuentes oficiales, Macri no se quedaría a ver el partido entre Uruguay y la Argentina. "Va y vuelve en el día", aseguraron cerca del Presidente.

Esta será la primera vez que Macri y Tabaré Vázquez se verán frente a frente luego de la suspensión definitiva de Venezuela del Mercosur; la última oportunidad fue durante la cumbre del bloque regional en Mendoza, hace casi un mes. El uruguayo fue el último de los mandatarios de los países miembros del Mercosur -además lo integran Brasil y Paraguay- en aceptar impulsar la máxima sanción, en rigor actúa como una expulsión, contra el régimen de Nicolás Maduro.ß

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon