Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Maduro dijo que es una "víctima" de Macri y lo llamó "cobarde"

logotipo de LA NACION LA NACION 23/08/2017

CARACAS.- Nicolás Maduro fustigó ayer en un mismo día a tres presidentes de la región, incluido Mauricio Macri, a quien tildó de "cobarde".

"Yo soy víctima de Macri y de su obsesión y de su prepotencia y de su intervencionismo", sentenció Maduro en una conferencia de prensa.

El presidente venezolano dijo que su par argentino "no tiene potestad para quitarle al pueblo venezolano lo que le pertenece", en alusión a la Orden del Libertador General San Martín, que Macri prometió retirarle.

"Si Mauricio Macri quiere que le regresemos [la condecoración], que la venga a buscar y se la quite al pueblo venezolano a ver si puede, cobarde", sentenció.

Previamente, el presidente venezolano había criticado también a los gobiernos de Colombia y Brasil por convertirse en "protectores" y "acoger prófugos de la justicia venezolana", en referencia al viaje de la ex fiscal general Luisa Ortega y su esposo, el diputado Germán Ferrer, que escaparon de Venezuela el jueves pasado.

Maduro dijo que es una "víctima" de Macri y lo llamó "cobarde" © Miraflores Palace/Handout vía REUTERSMiraflores Palace/Handout vía REUTERS Maduro dijo que es una "víctima" de Macri y lo llamó "cobarde"

Maduro todavía no le perdona a Ortega la rebeldía de criticar y denunciar a su gobierno. Ayer, el presidente venezolano anunció que solicitará a Interpol una orden de captura contra el matrimonio, ambos acusados de corrupción.

"Venezuela va a solicitar ante la Interpol un código rojo a estas personas involucradas en delitos graves", señaló Maduro.

El mandatario lanzó la advertencia en momentos en que la ex fiscal viajaba rumbo a Brasil, según señaló el organismo de migraciones de Colombia en un escueto comunicado, pero no precisó si partió en compañía de su esposo.

Ortega y Ferrer habían huido de Venezuela en una lancha hacia Aruba, y desde allí tomaron un vuelo a Bogotá, adonde llegaron el viernes pasado. Según la ex fiscal, las acusaciones que enfrenta son parte de una "persecución política".

Su esposo enfrenta una orden de arresto bajo cargos de liderar una red que extorsionaba a empresarios corruptos desde la fiscalía.

Ortega dará hoy una conferencia de prensa en Brasilia, donde se realizará un encuentro entre los fiscales del Mercosur.

Desde su expulsión de la fiscalía, el 5 del actual, por orden de la Asamblea Constituyente, Ortega insiste en que su destitución tiene que ver con su investigación sobre el caso Odebrecht en Venezuela y asegura que tiene pruebas de que el escándalo de sobornos que se extiende a toda la región salpica a Maduro y su círculo cercano.

El domingo, Maduro afirmó en una entrevista que la ex fiscal bloqueó investigaciones que él ordenó sobre casos de corrupción. Según el gobernante, Ortega alertó a empresas vinculadas con el sector petrolero que estaban bajo sospecha, a cambio de "millones de dólares".

En tanto, Maduro le pidió ayer al papa Francisco ayuda para un diálogo con la oposición e impedir que se concrete la advertencia de Donald Trump de intervenir militarmente en Venezuela. "Que el Papa nos ayude al diálogo respetuoso, a la verdad, que el Papa nos ayude a impedir que Trump lance sus tropas e invada Venezuela", dijo.

Agencias AFP y AP

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon