Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Maduro le saca provecho a la tensión con EE.UU.

logotipo de LA NACION LA NACION 15/08/2017

CARACAS.- Nicolás Maduro ordenó ayer a la fuerza armada venezolana realizar ejercicios el 26 y 27 de agosto en todo el país, en respuesta a la amenaza de su par estadounidense Donald Trump de usar la "opción militar" en el país petrolero.

En tanto, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, comenzó ayer una gira por la región para aumentar la presión sobre el gobierno chavista. Dijo que Washington usará todo su poder económico y diplomático para restaurar la democracia en Venezuela, mientras señaló que un Estado venezolano fallido representa una amenaza para los estadounidenses.

Ante una multitud de seguidores en las afueras del Palacio de Miraflores, en el centro de Caracas, Maduro pidió a los venezolanos prepararse "para defender la paz, con los tanques, los aviones, los misiles".

"Vamos a derrotar la amenaza militar del imperialismo norteamericano", aseguró el mandatario socialista, al señalar que "al pueblo venezolano no lo intimida nadie" y está "decidido a enfrentar" a "los racistas de Estados Unidos".

Vestido de rojo, al igual que sus simpatizantes, Maduro aseguró que en el llamado "Ejercicio de soberanía bolivariana 2017" participará no sólo la fuerza armada -que cuenta con unos 365.000 efectivos y es el sostén clave de su gobierno-, sino también los civiles.

"Trump go home, que se escuche hasta Washington", gritó Maduro, en coro con sus seguidores, en su primera reacción a la amenaza de Trump del pasado viernes.

Ayer, Pence, el vicepresidente norteamericano, mostró un tono más conciliador que Trump durante el inicio de una gira latinoamericana que incluye Colombia, la Argentina, Chile y Panamá, diciendo que es posible una solución pacífica a la crisis política y a los disturbios en el país socialista, aunque no logró aplacar al gobierno venezolano.

"No nos quedaremos esperando mientras Venezuela se desmorona, pero es importante señalar, como dijo el presidente, que un Estado fallido en Venezuela amenaza la seguridad y la prosperidad del hemisferio", dijo Pence.

El vicepresidente estadounidense señaló que su país está decidido a usar "el poder económico y diplomático" hasta ver "restaurada" la democracia en Venezuela.

"Estamos absolutamente decididos a llevar toda la medida del poder económico y diplomático hasta que veamos restaurada la democracia en Venezuela", dijo Pence después de reunirse con familias venezolanas en Colombia.

Pero el funcionario no respondió directamente cuando se le preguntó si promovía un cambio de régimen. "El régimen está experimentando cambios en este momento y lo que estamos presenciando es que Venezuela está colapsando hacia una dictadura", afirmó.

Estados Unidos impuso recientemente sanciones financieras y jurídicas contra Maduro y una veintena de sus funcionarios y ex colaboradores, acusándolos de quebrantar la democracia, corrupción y violación de derechos humanos.

Agencias AFP y Reuters

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon