Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Manu Ginóbili dialogó con la audiencia de LA NACION: "Las vacaciones con la Generación Dorada fueron imborrables"

logotipo de LA NACION LA NACION 23/08/2017
Manu Ginóbili dialogó con la audiencia de LA NACION: "Las vacaciones con la Generación Dorada fueron imborrables" © LA NACION Manu Ginóbili dialogó con la audiencia de LA NACION: "Las vacaciones con la Generación Dorada fueron imborrables"

Manu Ginóbili renovó su compromiso con la audiencia digital: hoy realizó un Facebook Live en el perfil oficial de LA NACION donde respondió todas las preguntas de los fanáticos durante 45 minutos. El astro argentino, uno de los siete deportistas más importantes de nuestro país en la historia, se encamina a sus 40 años hacia su ¿última? temporada en la NBA.

Las frases que dejó

"De acá a un mes empiezo oficialmente la pretemporada, y luego tres semanas más para empezar el campeonato. Creo que voy a estar bien físicamente. Los primeros días son dolorosos y frustrantes, uno se siente lento, que corre mal, que está débil, que se cae. Pero es habitual, pasa todos los años, es cuestión de tener paciencia y entrenar"."Tuve un verano impresionante, en familia. Nunca habíamos hecho unas vacaciones así de largas. Disfrutamos el calor europeo, nos vino muy bien. Me hizo muy bien en todo aspecto, salvo el físico (risas). Fue un gran verano"."No fue sencilla la decisión de continuar, pero me terminé convenciendo. Tengo un trabajo increíble, soy muy afortunado de poder vivir de esto. Mi familia además está muy bien en San Antonio".

"Creo que voy a jugar menos minutos este año. Es lógico. Es natural. Tengo que estar feliz de poder estar en esta situación. La realidad es que me cuesta mucho físicamente"."San Antonio está bueno para ser turista. Tal vez no un mes, pero es lindo para unos días. Hay un centrito con un río que pasa por el medio, hay lindos bares. Metieron un complejo de montañas rusas, un "See World" tipo Mundo Marino, muchas cosas para chicos. De a poquito le están agregando cosas y está siendo más atractiva"."¿Si extraño a Bahía Blanca? Y... sí y no. Extraño en realidad a la gente de Bahía. A mi familia, a mis amigos. No me veo viviendo full time ahí"."No sé si mis hijos seguirán mis pasos. Les gusta el básquet, pero no los desespera. Les gusta como les gusta jugar con dinosaurios o leer libros. Pero es imposible saberlo, tienen siete años. No sé si les terminará picando el bichito. De nosotros ningún tipo de presión, que hagan lo que quieran"."Hay que valorar que los argentinos hagan pie en la NBA. No es común que haya, lo más normal es que no haya. No hay que ver como algo negativo a los que llegaron y no se pudieron mantener. Es muy importante. Juegan 450 sobre millones".

"Popovich es un monstruo. Abruma por su exigencia, es un perfeccionista. Es un tipo muy inteligente, muy generoso, muy preparado. Es un placer tenerlo como entrenador".

"No sé si voy a seguir vinculado a la selección. Como DT me parece que no, pero el tiempo hace maravillas. Y uno nunca sabe. Si estoy ligado es dando una mano en lo que se pueda, pero no sé en qué. El tiempo dirá"."Mi libro favorito...no tengo uno de cabecera. Pero últimamente el que leí fue Sapiens, de Yuval Noah Harari. Es extraordinario. Si les gusta esos temas antropológicos, de dónde venimos...lo recomiendo fervientemente"."Cuando estaba chateando con Luifa (Scola) y otros, que tenían que empezar a concentrar, no extrañé nada de la selección. Hoy por hoy nada, estoy contento de estar de este lado, de ser hincha. Entiendo que cuando empiece la competencia tal vez extrañe, pero ahora nada. ¿Ganas de estar ahí, con la 5 puesta?... no tengo nada de ganas"."Las diferencias físicas entre la NBA y la Liga Nacional son indescriptibles. Pasás a otro mundo. Pasás de ser el mejor, a estar de la media para abajo. Una velocidad de ejecución única, saltán todos más que vos. Cuesta adaptarse a ese nivel de explosividad. Ni hablar cuando pasás a tener 40. De los 25 a los 32 lo sentía. A esta edad parece inalcanzable"."Con la selección no la pasé mal en ningún campeonato. Siempre la pasé muy bien, y obvio en Atenas fue genial. Pero en Londres también, y en Japón y en todos lados. Tengo recuerdos muy lindos"."Las vacaciones con algunos de la Generación Dorada fue espectacular. Fueron una de las mejores vacaciones que tuve. Después encima siguió a nivel familia por lugares increíbles de España. Fue un verano imborrable. Un enorme lujo que podamos compartir un momento así".

"Estoy mirando una serie que se llama Sillicon Valley, me hace reír. Big Bang Theory también me hace reír. Y ahora empecé a mirar con mi mujer una de Netflix sobre lo que pasó con O.J. Simpson (American Crime Story). La que administra las series es mi mujer, así que miro lo que ella quiere"."En la cocina hago asados, pero a gas. A la americana. Y el desayuno también lo hago para mi familia, huevos revueltos y demás. Eso es lo único que hago en la cocina. Ah y también hago helado, tengo una máquina que vos ponés las frutas, y terminás haciendo un helado sano"."Me gusta el cine, no soy fanático, pero me gusta ir. Hace tres días fuimos. No me acuerdo el nombre de la película, tengo 40 años, entiendan (risas). No me acuerdo el nombre. Es una comedia divertida"."Calculo que van a retirar mi camiseta una vez que me retire, como pasó con Duncan. Pero no lo pienso ni son las cosas que me motivan. Si pasa, pasa, y si no pasa no hay problema"."El cuadro que tengo de fondo fue hecho por mi mujer, mis hijos y yo. Tiramos pintura, pasamos las manos y así quedó. En un momento tiramos una pelota. Quedamos hechos un desastre pero la experiencia estuvo buenísima"."Para parar a Curry hay que marcarlo bien arriba, que no tire de tres. Que no tire limpio nunca. Es un talento único, muy particular. Y a eso se sumó Durant, que es otro talento único. Y tienen un equipo increíble. Lograron una armonía de juego muy buena, es muy meritorio lo de Golden State".

"Gabriel Deck puede tener un futuro de NBA. Lo conocen y lo siguen desde hace años. Pero no es fácil, si sigue su curva ascendente no tengo dudas de que puede llegar"."¿Manu nos juntamos a comer churros en Monte Hermoso?. No estaría nada mal (risas). Hace 20 años fue la última vez que lo hice, ahí pasaba todos mis veranos. Cuando llovía era la única actividad ir a comprar churros, tengo muchas ganas de disfrutar eso con mis hijos. Tenía planes de hacerlo este año, pero bueno sigo en la NBA y se va a postergar un poquito más. Es algo pendiente, e inevitable que va a terminar sucediendo. Tengo mi casita ahí".

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon