Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

María Eugenia Vidal presentó obras en las rutas que van a la costa: "Esto nos va a evitar muchas muertes por año"

logotipo de LA NACION LA NACION 23/08/2017

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, supervisó esta mañana las obras que se llevan adelante sobre las rutas 11 y 56, conocidas como "corredor del Atlántico", que incluye la construcción de segundas calzadas y que estarán listas para la temporada 2020.

"Este cambio nos va a evitar muchas muertes por año", destacó la mandataria sobre la obra, que contempla 158 kilómetros y cuenta con un presupuesto de $ 4800 millones. Durante el acto estuvo acompañada por intendentes y funcionarios de Vialidad Nacional.

"Esperemos abrir la temporada 2020 juntos con esta obra terminada y disfrutando, después de tantos años que los bonaerenses estuvieron esperando", destacó Vidal, quien remarcó, además de "los accidentes que se van a evitar porque los turistas van a viajar más tranquilos", que "los vecinos de la zona se van a poder conectar mejor con otras localidades".

"Ya llevamos 1800 kilómetros de caminos y vamos a hacer 200 más. Pero estos 158 kilómetros van a ser lo más importantes", indicó Vidal, y agregó: "Me gusta venir cuando las máquinas ya están trabajando. No decir que las máquinas van a venir".

El plan de la obra

La primera beneficiada será la ruta 11, en el tramo que une San Clemente y Mar de Ajó. Durante los últimos meses se iniciaron las obras en esa zona. Luego viene la segunda parte, que contempla el tramo entre General Conesa y San Clemente. En esta parte está lo que se podría considerar el circuito más peligroso de toda la traza de la ruta 11. Las curvas oscuras y los baches y desniveles del asfalto.

Las etapas tres y cuatro incluyen la construcción del doble carril en la ruta 56 entre General Conesa y General Madariaga, y entre las ciudades de Villa Gesell y Mar Chiquita con fondos internacionales.

El plan incluye, además, la repavimentación total de la ruta 2, la principal vía de ingreso hacia Mar del Plata y la Costa Atlántica. Se instalarán cámaras de seguridad en los accesos a cada una de las localidades que atraviesa la traza, y también una modernización de los sistemas de cobro en las cabinas de peaje. Esto se hará en tramos y estaría listo dentro de seis años.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon