Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Martín Maquieyra: "A Verna le jugó en contra ser tan hostil con Macri"

logotipo de LA NACION LA NACION 21/08/2017

Para el diputado pampeano Martín Maquieyra, de 28 años, la sorpresa fue doble. El domingo pasado, Cambiemos se impuso por más de 10% al PJ provincial, auspiciado por el gobernador Carlos Verna, y rompió con todos los pronósticos. El oficialismo nacional le asestó al peronismo local la primera derrota electoral desde 1985. Además, dentro de su interna, Maquieyra se impuso a las dos listas radicales y quedó como primer candidato a diputado para octubre.

"Nuestra forma de hacer política está socavando las bases de los partidos tradicionales", dice Maquieyra, quien comenzó su carrera política en La Generación, un grupo de jóvenes de Pro. Hoy cuenta con el padrinazgo de Carlos Mac Allister, actual secretario de Deportes de la Nación. El dirigente dice que en La Pampa se manifiesta un desgaste de una forma de gobernar. Y lo vincula con los resultados electorales de otras provincias, como San Luis y Entre Ríos, donde el peronismo también cayó en las urnas después de mucho tiempo.

-¿Fue sorpresivo el resultado de las PASO?

-Sorprendió mucho, muchísimo. Esperaba una elección interna de Cambiemos muy pareja con Francisco Torroba y Martín Berhongaray, quizás ganar o perder por mil votos de diferencia. Y también fue sorpresivo que le hayamos ganado al peronismo en la provincia, con 20.000 votos más, casi un 10% de distancia. Incluso en General Pico, mi ciudad, que es un bastión peronista, los derrotamos. No esperábamos tanto apoyo, se ve que La Pampa quiere empezar a cambiar.

-Torroba dijo que fue favorecido por votos peronistas.

-Nos votaron peronistas, como también radicales y gente afín a Pro, lógicamente, porque vieron en nosotros una renovación. Pero ganamos sin hacer ningún tipo de acuerdo. No les daría demasiada relevancia a esas declaraciones.

-¿Cómo se hace campaña contra un oficialismo tan arraigado?

-A veces se hace difícil. El Gobierno utiliza bien la comunicación, se lo escucha mucho más que a la oposición. Nosotros caminamos, recorrimos todas las localidades de la provincia y hablamos con los vecinos. Lo hicimos con el "Colo" [Mac Allister] cuando era diputado y durante todo el año. Eso el pampeano lo tomó bien, influyó estar cerca de la gente, trabajar y no quedarse como diputado simplemente legislando desde Buenos Aires

-¿Qué déficits tiene la gestión provincial?

-Es una provincia ordenada fiscalmente, no tiene deuda. Pero casi no hay obra pública. No tenemos ni un kilómetro de autopista, las rutas están bastante complicadas. Ahora el gobierno comenzó a invertir, pero hay grandes déficits de obras para evitar las inundaciones. Y, de manera general, la provincia no pudo despegar. El 40% de los pampeanos vive afuera, nuestros chicos se van a Buenos Aires o a Córdoba, a provincias que han sabido salir adelante. Los gobiernos que tuvimos en los últimos años no supieron cómo hacer para que la provincia tenga alguna industria local fuerte.

-¿El resultado se profundizará en octubre?

-Creo que sí. El radicalismo tiene una gran oportunidad de acompañarnos y de que hagamos historia juntos, logrando un triunfo sobre el peronismo que no se da desde 1985. Además, esta elección puede ser un trampolín muy importante para el proyecto que tenemos con Mac Allister de cambiar la provincia.

-¿Cómo cree que el PJ de Verna buscará revertir el resultado?

-Van a hacer una campaña mejor, creo que hasta ahora no tuvieron mucha presencia en la calle. Y ya empezaron a hacer unos cuantas llamadas a intendentes que no se movieron tanto.

-¿El gobernador recibió un castigo por ser un "opositor duro" a Mauricio Macri?

-Está bien que defienda los derechos de los pampeanos. Pero creo que le jugó en contra su hostilidad. El gobierno provincial creyó que con esa forma iba a triunfar.

-¿Hay un desgaste de los liderazgos históricos peronistas?

-Hay un efecto que hemos dado en 2015, como Cambiemos, de mostrar una nueva forma de gobernar con diálogo y trabajo en equipo. Tratamos de no pensar de qué partido político es el gobernador o el intendente.

-¿Ve similitudes con lo que pasó en San Luis o Entre Ríos?

-Sí. Cambiemos está demostrando que las obras que empiezan se terminan, reconoce la realidad y trata de hacer lo mejor posible en una economía compleja, que ya empieza a dar brotes verdes. Esta forma de hacer política está socavando las bases de los partidos tradicionales porque la gente ve que se le solucionan los problemas. Ésa es la principal virtud de este gobierno.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon