Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Massa deja el libreto de las propuestas y asume el rol central de la campaña

logotipo de LA NACION LA NACION 18/08/2017

Unos le piden a Sergio Massa que se peronice. Otros, que sostenga el discurso de "propuestas y equipos". Pero también están quienes empujan para que Massa vuelva a explotar el roce popular, emocional, de otras campañas. Sin libreto. Están los que proponen ir a fondo contra el Gobierno y exigirle que desnude las reformas laboral y previsional que esquiva pronunciar. Pero también quienes lo quieren ver con un mensaje positivo, esperanzador, pensando en la oposición que quedará en pie después de octubre.

Todo eso, y su reverso, es el abanico de recetas que se manejan en el frente 1 País para salir de la conmoción de las PASO: lo que Massa escuchó de sus intendentes el martes, lo que le aconsejaron Margarita Stolbizer y sus diputados el miércoles, lo que por teléfono le hicieron saber algunos gobernadores peronistas, preocupados con la posibilidad de que Cristina Kirchner se consolide en octubre.

La semana que viene, Massa y Stolbizer se mostrarán junto a todos sus candidatos y empezarán a develar la estrategia para octubre. Ya se perfilan algunas certezas.

"Sergio no va a seguir vendiendo arroz", sentenció, lapidaria, una de las espadas de Massa en la campaña. Quiso decir que el tigrense dejará de repetir las consignas del plan Bajemos los Precios (quita de impuestos a alimentos) y de mostrarse repartiendo las alarmas comunitarias de Alerta Buenos Aires, los dos ejes sobre los que ciñó su campaña para las PASO.

"Nosotros vamos a seguir defendiendo las propuestas, pero necesitamos que Sergio centralice la campaña con un discurso más elevado, sin guión, sobre la provincia y el país. Sergio es el valor más importante del espacio político y necesitamos que represente la contrafigura del proyecto conservador de [Mauricio] Macri. Cuando lo ponemos a vender alarmas y arroz, pierde autenticidad", completó la fuente.

No son pocos los dirigentes de 1 País resentidos con el escaso impacto de la campaña basada en propuestas, la misma que defendieron como tabla de salvación en 2015. "Estuvimos meses con ese esquema y, al final, la gente y los medios sentenciaron que nadie propuso nada en esta campaña", se lamentaba un diputado.

Un detalle: esta tesis no sólo es sostenida por el massismo "puro", sino también por Stolbizer. "Tenemos que mostrar un liderazgo superador y Massa tiene todas las condiciones para ocupar ese rol en la oposición", fue el mensaje que la jefa del GEN bajó a su tropa luego del encuentro con los massistas.

Lo que Stolbizer no ve con buenos ojos es que Massa "peronice" su campaña, como pidieron algunos dirigentes del Frente Renovador. Sobre todo, para intentar seducir a los votantes de Florencio Randazzo. "Se puede peronizar el discurso, acercarlo a lo popular, pero de nada sirve cantar «la marchita». Macri está rodeado por muchos peronistas y los esconde", señalan cerca de la diputada.

El rol de la líder del GEN, en lo inmediato, pasará por otro lugar: ir a buscar el apoyo de referentes del progresismo que quedaron fuera de las elecciones de octubre. El frente Socialista y Popular, que lideran Víctor De Gennaro y la diputada Gabriela Troiano, es la primera parada. El espacio Creo, que encabezan el senador Fernando "Pino" Solanas y el sindicalista Pablo Micheli, es la siguiente.

"De a uno come la gallina y se llena", bromeó una diputada del massismo para graficar la cantidad de "nichos" donde los candidatos de 1 País irán a buscar votos para octubre. También, las conversaciones con dirigentes y punteros peronistas que tributan a Randazzo, pero que se quedarán con las manos vacías si el ex ministro repite los resultados de las PASO.

Pero el coto de caza donde más pondrán atención Massa y Stolbizer es el de los bonaerenses que no fueron a votar el domingo. Más de tres millones, si se consideran los 9 millones que sufragaron y los 12,2 millones habilitados. Allí apuntará el discurso "positivo, constructivo y esperanzador" que muchos esperan oír en boca de Massa a partir de la semana que viene. Los que desean ver al tigrense repartiendo palos para Macri y Cristina Kirchner son, por ahora, minoría.

Críticas a los spots y el manejo de redes

Pese a las diferencias de diagnóstico sobre las recetas para mejorar el resultado de las PASO, dos coincidencias cruzaban ayer a la dirigencia de 1 País. La primera: profesionalizar el trabajo en redes sociales y segmentar los mensajes por estratos y regiones, entre militantes y vecinos. En otras palabras, tratar de emular el sistema que Pro lleva años perfeccionando y que Unidad Ciudadana exploró con éxito en esta campaña. La segunda pasa por las críticas, a destiempo, del trabajo del publicista Darío Lanis y, en particular, de los spots contra "la grieta" que 1 País destinó a la televisión y las redes. "Eran malos, pero nuestro error fue quedarnos callados y no decirle a Sergio", comentaba una diputada del massismo. Palabras que repitieron varios.

Más de LA NACION

image beaconimage beaconimage beacon