Estás usando una versión más antigua del navegador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Matsuyama y Kisner comparten la punta en PGA Championship

logotipo de Associated PressAssociated Press 12/08/2017 Por DOUG FERGUSON, Associated Press

CHARLOTTE, Carolina del Norte, EE.UU. (AP) — Hideki Matsuyama jamás parece satisfecho con sus tiros ni con sus marcadores, no importa si lucen bien. Tal vez se muestre más contento si gana un major.

Cinco días después de que el japonés de 25 años cerró con una tarjeta de 61 golpes para ganar su segundo trofeo del World Golf Championship, logró capitalizar el césped húmedo en el Quail Hollow y completó su recorrido en 64 golpes, siete debajo del par.

Así, comparte la punta del PGA Championship con el local Kevin Kisner, quien logró una ronda de 67.

Ambos se ubicaron en 134 impactos totales, ocho bajo par, con lo que han puesto fin prácticamente a la posibilidad de que Jordan Spieth consiga este año el trofeo de Grand Slam que le falta.

La intensa lluvia que interrumpió la actividad por la tarde hizo que el campo luciera más vulnerable que en el resto de la semana. Sólo Spieth no lo pudo aprovechar.

Embocó un birdie, finalizó con un bogey y entregó una tarjeta de 73 para quedar a 11 impactos de la cima.

El japonés Hideki Matsuyama realiza su tiro de aproximación al hoyo 18 durante la segunda ronda del PGA Championship en el Quail Hollow Club de Charlotte, Carolina del Norte, el viernes 11 de agosto de 2017 (AP Foto/Chris O'Meara) © The Associated Press El japonés Hideki Matsuyama realiza su tiro de aproximación al hoyo 18 durante la segunda ronda del PGA Championship en el Quail Hollow Club de Charlotte, Carolina del Norte, el viernes 11 de agosto de 2017 (AP Foto/Chris O'Meara)

“Debo de aceptar en cierto modo el hecho de que esencialmente estoy fuera de este torneo, salvo que ocurra una locura en los próximos días”, reconoció spieth.

Por la mañana, Kisner enfrentó condiciones más difíciles, con un césped más rápido, y acertó un putt de unos 15 metros (50 pies) para eagle en el hoyo 7, par cinco. Cuando terminó su recorrido, el golfista de Carolina del Sur tenía una delantera de cinco golpes en la tabla de marcadores.

No pareció que alguien podría acercarse.

“Estos chicos van a salir esta tarde, van a quedar debajo de 70. Han hecho un tremendo trabajo”, vaticinó Rory McIlroy, luego del 73 que lo dejó a 10 golpes de los punteros.

Luego, las tormentas mojaron el campo y obligaron a que las acciones se suspendieran por una hora y 43 minutos. Y cuando se reanudó la segunda ronda, parecía que la sede era distinta.

Jason Day, quien jugó un tramo de cuatro hoyos en cinco bajo par antes de las tormentas, comenzó a blandir el driver sin importarle que la pelota corriera libremente por los fairways e incluso por la maleza. Se apuntó un 66 y quedó a dos golpes de los líderes.

Pero la mayor diferencia fue que se esfumó el temor a realizar el putt en los greens, otrora difíciles de predecir.

Francesco Molinari se anotó también un 64 y se ubicó en 137, cinco debajo del par, junto con Louis Oosthuizen, quien firmó una tarjeta de 67.

image beaconimage beaconimage beacon